Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

Así será el Patriots-Steelers según las estadísticas

Patriots-Steelers

Así será el Patriots-Steelers según las estadísticas

Así será el Patriots-Steelers según las estadísticas

Justin K. Aller

AFP

Dos ataques polifacéticos, y dos defensas mejores de lo que pudiera parecer, auguran un partido igualado, muy táctico y con una anotación absolutamente imprevisible.

Falcons-Packers en vivo

El segundo partido del domingo (18:40 ET/17:40 MEX/00:40 ESP) será la final de la Conferencia americana que disputarán los New England Patriots y los Pittsburgh Steelers en el Gillette Stadium de Foxboro. Ambos equipos se han enfrentado 29 veces en su historia con 15 victorias para Pittsburgh y 14 para New England. Sin embargo, en sus 4 enfrentamientos en postemporada los Patriots se impusieron 3 veces. Desde que Brady es titular de los de Boston, los Pats han ganado los dos duelos de postemporada celebrados, ambos en el Heinz Field, y los Steelers solo han conseguido la victoria en 3 de las 12 veces que se han visto las caras. Sin embargo, este partido parece el más abierto entre ellos de los últimos tiempos.

El segundo mejor ataque de la NFL se enfrenta al octavo del ranking. Los Patriots anotan más puntos, consiguen más yardas, tienen mejor coeficiente entre balones perdidos y recuperados y solo tiene peores números en la cantidad de fumbles. Los Steelers protegen el balón casi mejor que nadie. Sin embargo, ambos son igual de imprevisibles, y capaces de sostener un duelo de alta anotación sin despeinarse. Por pegada, que no quede.

Números de Tom Brady en el último partido: 18 de 38. 47,37% de completados. 287 yardas. 2 touchdowns y dos intercepciones. 68,6 de rating. 2 sacks. 7,55 yardas por intento. Números en la temporada: 3554 yardas, 28 touchdowns y 2 intercepciones; 67,4% de completados; 112,2 de rating, 15 sacks y 8,2 yardas por intento.

Números de Big Ben en el último partido: 28 de 43. 65,12% de completados. 355 yardas. 2 touchdowns y una intercepción. 96,6 de rating. 3 sacks. 8,26 yardas por intento. Números en la temporada: 3819 yardas, 29 touchdowns y 13 intercepciones; 64,4% de completados; 95,4 de rating, 17 sacks y 7,5 yardas por intento.

Ambos ataque aéreos son sobresalientes. Destaca que los Patriots suelen equilibrar más el balance entre pase y carrera, y también completan más y son más seguros, porque casi no lanzan intercepciones. Los Steelers necesitan lanzar más pases para igualar esas estadísticas, pero están muy parejos en la efectividad en la end zone. Sin embargo, Big Ben deberá cuidar más el balón que últimamente. Lleva lanzadas nueve intercepciones en los últimos seis partidos. Eso puede ser letal contra New england, que suele sacar partido de esos errores.

Receptores clave de New England: Julian Edelman: 1284 yardas y 12 touchdowns; 12,1 yardas por recepción. Martellus Bennett: 701 yardas y 7 touchdowns; 12,7 yardas por recepción. Chris Hogan: 680 yardas y 4 touchdowns; 17,9 yardas por recepción. Malcolm Mitchell: 401 yardas y 4 touchdowns; 12,5 yardas por recepción.

Receptores clave de Pittsburgh: Antonio Brown: 1257 yardas y 14 touchdowns; 13,0 yardas por recepción. Eli Rogers: 594 yardas y 3 touchdowns; 12,4 yardas por recepción. Sammie Coates: 435 yardas y 2 touchdowns; 20,7 yardas por recepción. Jesse James: 338 yardas y 3 touchdown; 8,7 yardas por recepción.

El ataque terrestre de ambos equipos es mucho más peligroso de lo que dicen las estadísticas. DeVeon Bell es el mejor corredor de la NFL, capaz de ganar un partido casi él solo, y de conseguir que su equipo controle el reloj si es necesario, pero la dupla Blount-Lewis también funciona a la perfección en New England, obligando a la defensas a cerrarse y abriendo así el campo a Brady. Los Patriots son uno de los equipos que más corre pese a que no consiguen muchas yardas por intento, pero en la zona de anotación son letales. Las estadísticas de Pittsburgh están algo falseadas, ya que su temporada se ha dividido en dos partes muy claras, con una primera en el que el pase fue absoluto protagonista, y una segunda en la que han corrido más que nunca en los últimos años.

Corredores clave de New England: LeGarrette Blount: 1161 yardas de carrera, 18 touchdowns y 3,9 yardas por intento. 38 yardas de recepción y 5,4 yardas por intento. Dion Lewis: 283 yardas de carrera y 4,4 yardas por intento. 94 yardas de recepción y 5,5 yardas por intento.

Corredores clave de Pittsburgh: LeVeon Bell: 1268 yardas de carrera, 7 touchdowns y 4,9 yardas por intento. 616 yardas de recepción, 2 touchdowns y 8,2 yardas por intento. DeAngelo Williams: 343 yardas de carrera, 4 touchdowns y 3,5 yardas por intento.

La defensa de New England ha sido la que menos puntos ha permitido de toda la NFL en la temporada, pero también se le está achacando que la única vez que se enfrentó a un quarterback élite encajó más de 30 puntos. La de Pittsburgh concede más yardas y puntos, pero como sucede en el aspecto ofensivo, dio un cambio radical a mejor en la segunda mitad de temporada y ahora es una defensa mucho más eficaz de lo que dicen las estadísticas. Hasta el punto que la batalla ofensiva quizá esté mucho más igualada de lo que pueda parecer a priori.

Ambos equipos suelen sufrir un bombardeo en secundaria, lógico si tenemos en cuenta que los rivales necesitan pasar para aguantar el ritmo anotador. Sin embargo, ni conceden muchas yardas por intento, ni es fácil superarlas en la zona de anotación. La de Pittsburgh es la que más intercepciones ha conseguido, y también es muy eficaz acosando al quarterback rival. New England permite menos completos, pero puede deberse a que no han tenido enfrente demasiados quarterback élite, y Big Ben lo es.

Lo mejor de la defensa de New England es lo bien que frena la carrera, lo que la convierte en la cuarta mejor de la NFL en esa faceta del juego. No concede casi yardas ni por partido, ni por intento, es la que menos touchdowns terrestres ha encajado y provoca muchísimos fumbles. Pittsburgh no ha tenido tanto éxito frenando a los running backs rivales. De hecho, Legarrette Blount les hizo un roto en el partido de temporada regular. Es muy probable que ambos equipos planteen una batalla terrestre de baja anotación, e intentando controlar el tempo del partido y el reloj, y la ventaja que tendría Pittsburgh con Bell queda compensada por todos los demás factores para que sea posible que ese duelo se decante hacia cualquier lado.

Si en el Falcons-Packers parece imposible un guion en el que ambos equipos no anoten muchísimos puntos, todo es posible en un Patriots-Steelers que puede convertirse en una durísima partida de ajedrez.

0 Comentarios

Normas Mostrar