El Cowboys-Packers rompe los récords de audiencia

Televisión

El Cowboys-Packers rompe los récords de audiencia

El Cowboys-Packers rompe los récords de audiencia

EZRA SHAW

AFP

El maravilloso partido de ayer se convirtió en el encuentro de ronda divisional de los playoffs de la NFL más visto de la historia de esta liga.

Falcons-Packers en vivo

El partido entre los Dallas Cowboys y los Green Bay Packers se ha convertido en el más visto de la historia de la ronda divisional de los playoffs de la NFL.

Los datos son apabullantes. El rating de la Fox, cadena que emitía el encuentro, se fue hasta el 28.2% de la audiencia total, lo que supone 48,5 millones de espectadores. Nunca antes un partido de esta ronda había tenido a tanta gente delante de la televisión en Estados Unidos.

Para ponerlo en perspectiva, este año en Norteamerica se han disputado dos de los partidos más importantes de la historia y que, además, fueron también récords en sus respectivos deportes. Se trata del séptimo partido de las World Series entre los Chicago Cubs y los Clevleand Indians y el séptimos de Las Finales de la NBA entre los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers. El primero cifró un espectacular rating de 25.2 y el de la coronación suprema de LeBron James de 18.9. En ninguno de los casos, ni cerca del Cowboys-Packers.

Esta audiencia, por supuesto, está preparada para ser superada la semana que viene en las finales de conferencia y dentro de tres semanas en la Super Bowl.

La explicación de esta barbaridad es muy sencilla. Se juntaron sobre el campo dos de los equipos más queridos y seguidos de América. Los Cowboys, en concreto, el número uno indiscutido. Un número uno que hace más de dos décadas que no avanza hasta la final de conferencia. En los Packers, además, juega el jugador más excitante de la actualidad: Aaron Rodgers.

Aderecemos lo anterior con un partido vibrante, emocionante, jugado de poder a poder, con momentos de extrema brillantez y un final de infarto y tendremos el cocktail definitivo.

La NFL ha sufrido un mal de bajas audiencias durante la primera mitad de la temporada. Esa caída del seguimiento, primero, ha sido menos traumática que el ruido que genero y, segundo, estaba mediatizada por las elecciones entre Donald trump y Hillary Clinton, que se comieron la audiencia de toda la televisión estadounidense. En la segunda mitad del campeonato la gente volvió a su deporte con la fidelidad de siempre, sino más, y en playoffs la tendencia ha vuelto a ser al alza con respecto a los últimos años, ya récords históricos en sí mismos. Y eso sin contar con el crecimiento en streams de internet y otras formas de consumo.

0 Comentarios

Normas Mostrar