Series Mundiales MLB

Series Mundiales #1: Los Indians dan un puñetazo en la mesa

Los de Cleveland golpean primero y se imponen con claridad, por seis carreras a cero, a unos Cubs que no tuvieron opción.

Series Mundiales #1: Los Indians dan un puñetazo en la mesa

El Super Risk era un juego de estrategia militar, que consistía en conquistar el castillo de los enemigos tomando su estandarte y, a la vez, defender el propio. El continente europeo era el tablero dividido en distintos reinos y la victoria en las batallas dependía de un par de dados. A éstos les ayudaba alguna carta como la del general, cuando se atacaba añadía una unidad a la puntuación más alta, y la del mariscal cuando se trataba de defender las fronteras. En las Series Mundiales el teatro de operaciones es el diamante y dos soberbios estrategas, Joe Maddon y Terry Francona, tienen por causa vital conquistar el banderín rival mientras defienden el suyo.

Los Indians quieren borrar de un plumazo su halo de franquicia perdedora y llevados en volandas por el júbilo que procedía de la entrega del anillo a los Cavs, se pusieron pronto por delante tres carreras a cero. Una regla no escrita que impera este octubre es que cuando los de Ohio se ponen por delante, ganan el partido.

Pero enfrente están los Cubs y por algo son el equipo más talentoso de la competición, incluido Kyle Schwarber, que se ha recuperado de su lesión y forma parte del roster como bateador designado.

En la séptima entrada y tres carreras abajo, los Cubs tenían las bases llenas y ningún eliminado. Era el momento en el que los de Chicago tenían el cuchillo en el cuello de los Indians, pero Francona disponía de la carta del mariscal, personificado en las figuras de sus pitchers y han salvado la situación sin conceder una sola carrera. Primero Kubler ha hecho historia al eliminar por strikeout a ocho bateadores en las tres primeras entradas. Luego Andrew Miller ha salvado los muebles en la séptima y la labor la ha rematado Cody Allen poniendo el candado a la victoria.

Por si esto fuera poco, el cátcher de los Indians, Roberto Pérez, ha sido el general que ha dirigido la ofensiva con dos home run, que han generado cuatro carreras y que han apuntalado la victoria de la tribu.

Dicen que el que golpea primero golpea dos veces y los Indians no han perdido la oportunidad, exprimiendo su bullpen y aprovechando su velocidad corriendo entre las bases. Los Cubs vuelven a su guarida sin tiempo para lamerse las heridas porque esta noche es el segundo partido.

De momento la bandera de los Cubs ya tiene un girón, pero esto no ha hecho nada más que empezar.