Competición
  • Champions League

MLB PLAYOFFS

Miguel Montero se viste de héroe y le da ventaja a los Cubs

El receptor venezolano conectó grand slam en el octavo inning para romper el empate y Chicago se adelanta en la Serie de Campeonato

Miguel Montero se viste de héroe y le da ventaja a los Cubs
JONATHAN DANIEL AFP

Joe Maddon y Miguel Montero se mostraron como una mancuerna digna de Hollywood.

Con Maddon como director y el venezolano en papel protagónico, los Cachorros de Chicago hicieron algo a lo que no están acostumbrados en octubre: Inclinar la balanza a su favor.

Con la pizarra empatada, la casa llena y dos outs en el octavo inning, Maddon, nunca convencional, mandó de emergente a un bateador de .216 en campaña regular. No le pudo salir mejor.

El venezolano Montero disparó un grand slam en la parte baja del octavo episodio y los Chicago Cubs lograron reponerse tras desperdiciar una ventaja tardía para derrotar  8-4 a Los Ángeles Dodgers y tomar ventaja de 1-0 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Cuando el mexicano Adrián González conectó sencillo de dos carreras ante el laureado taponero cubano Aroldis Chapman con dos outs en la parte alta del octavo rollo, los fantasmas que habitan los alrededores de Wrigley Field amenazaron con salir.

Pero estos no parecen ser los mismos Cubs.

Con dos outs y dos en base en el octavo inning el manager de los Dodgers se vio obligado a ganarse su cheque o comprometer su empleo. La opción uno era dejar que Joe Blanton enfrentara al emergente Chris Coghlan. La opción dos era poner a Coghlan en base, obligar a que Chapman dejara el juego en lugar de otro emergente y probar su suerte contra Montero.

Mala decisión.

Montero, sumido en la peor temporada de sus 11 años de carrera, se enredó con un lanzamiento de Blanton y lo depositó a 409 pies del pentágono por jardín derecho. La historia estaba escrita. Aún se escuchaba un zumbido sobre Wrigley cuando Dexter Fowler le siguió a Montero con idéntico tablazo para poner a soñar a Chicago. Algo que siempre sucede pero tiene más de un siglo sin un final feliz.

Chapman se llevó el triunfo con una entrada de labor en permitió un hit y el venezolano Héctor Rondón se acreditó el salvamento pese a permitir el doblete productor de Andrew Toles que puso la pizarra más decorosa.

 Por los Cubs, el boricua Javier Baéz se mantuvo encendido al disparar dos dobletes, producir una carrera y conseguir el primer robo de home para los Cubs en playoffs desde el cuarto juego de la Serie Mundial de 1907. Sí, aquellas épocas en las que Chicago era un invitado habitual al Clásico de Octubre y a las que quieren revivir.

Clayton Kershaw subirá a la loma el domingo con dos días y medio de descanso para intentar apagar a los Cubs y devolverle la vida y la esperanza a los Dodgers, que se medirán a Kyle Hendricks, líder de efectividad en la Liga Nacional durante la campaña regular.