Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores

Árbitros NFL

Llegar a ser ‘zebra’ en NFL es tan díficil como jugar en ella

Al igual que los jugadores, los árbitros tienen un largo camino hasta llegar al football profesional, se entrenan por posición,tienen pruebas físicas, etc...

Llegar a ser ‘zebra’ en NFL es tan díficil como jugar en ella

No me cansaré de decirlo, los equipos arbitrales NFL tienen mucho en común con los equipos de las diferentes franquicias. Están pensados y organizados de una forma muy similar, por supuesto con todas las diferencias que supone dedicarse a otros menesteres. Pero al igual que los jugadores, los árbitros tienen un largo camino hasta llegar al football profesional, se entrenan por posición, reciben clases de nutrición, tienen pruebas físicas, y buscan promocionar, y en el mundo zebra la máxima distinción es la de poder llevar la visera blanca de referee en un encuentro NFL… hay tantas coincidencias que incluso se lesionan en pretemporada… como le ha ocurrido a Jerry Bergman, head linesman del equipo del referre Terry McAulay.

Jerry Bergman sufrió una lesión de rodilla en el primer partido de pretemporada, que le ha apartado de los emparrillados hasta por lo menos la primera jornada de la temporada regular, uno de los árbitros suplentes Mike Spanier ha ocupado su labor y posiblemente seguirá con la misma en el primer encuentro de temporada si el veterano Bergman no está completamente recuperado, por cierto os cuento que Bergman es unos de los mejores zebras de la Liga, como lo demuestran sus estadísticas, ha participado cinco veces en playoffs en las últimas ocho temporadas.

Esta jornada final de pretemporada tiene otra particularidad desde el punto de vista arbitral, dado que tres zebras tendrán la oportunidad de probarse como visera blanca, recuerdo que este año no ha habido ningún cambio al respecto y los 17 referees del año pasado repiten comandancia. Los tres afortunados son los siguientes:

Shawn Hochuli (back judge) hijo del famosísimo referee Ed Hochuli, ya sabe lo que es dirigir un partido de playoff, porque lo hizo el año pasado en la ronda divisional, en su primer año como elegible, solo árbitros que lleven al menos tres años en la NFL son elegibles para arbitrar encuentros de playoffs.

Sabe también muy bien lo que es la responsabilidad de ser referee en el football de alto nivel, porque fue referee en la Conferencia College Pac-12. Le veremos por vez primera con la visera blanca NFL en el encuentro entre los Steelers y los Panthers.

Alex Kemp (side judge) ha sido asignado al encuentro entre los 49ers y los Chargers, y también es hijo de un referee NFL, Stan Kemp. Su experiencia con la visera blanca proviene de la Conferencia College Big Ten. Lleva también muy poco en la Liga, desde 2014, pero al igual que Shawn Hochuli tiene muy buenas cartas como futurible referee NFL.

El último de los tres candidatos es Shawn Smith, que entra en su segunda temporada como umpire, nueva posición para él, debido a que proviene de la Conferencia College Big Ten donde ha sido designado históricamente como side judge y referee. Le veremos durante el encuentro Jets-Eagles.

Como dicen los propios árbitros, no hay nada que te prepare para arbitrar un partido de la NFL, la única simulación posible es saltar a un Estadio NFL y “enfrentarte” a lo que supone esta Liga, para ello el equipo de Dean Blandino, Vicepresidente NFL responsable de Arbitraje, ha considerado, siguiendo la tradición anterior, que las verdaderas pruebas se hacen en pretemporada, donde las condiciones ambientales y de stress, a pesar de no ser completamente iguales se asemejan mucho a lo que les espera en un futuro.

Es bueno ver posibilidades de promoción dentro de los zebras, el último en conseguirlo fue Brad Allen, en 2014, y lo está haciendo muy bien, a pesar de haber sido el único referee en los últimos años, que pasó directamente de visera blanca College a NFL, sin cambios posicionales intermedios.

Para terminar también deciros que estas pruebas de acceso a referee tienen dos especificidades, la primera es que el candidato no cambia de equipo arbitral, y la segunda es que el nuevo referee puede ser asignado a dirigir tanto el partido completo como sola una de sus dos mitades.