Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MLB

Exempleado de Angels es sentenciado 22 años en prisión por muerte de Tyler Skaggs

Un exempleado de Los Angeles Angels fue sentenciado 22 años por prisión por brindarle a Tyler Skaggs las drogas que lo llevaron a su sobredosis.

Actualizado a
Exempleado de Angels es sentenciado 22 años en prisión por muerte de Tyler Skaggs
Vaughn RidleyGetty Images

La muerte de Tyler Skaggs conmocionó al mundo de la MLB y uno de los grandes responsables fue sentenciado este martes con 22 años en una prisión federal por proveerle al pitcher las drogas que lo llevaron a sufrir una sobredosis que provocó su muerte en el 2019.

Eric Kay, ahora de 48 años, fue condenado en febrero por un jurado federal en Fort Worth, Texas. Fue declarado culpable de distribución de sustancias controladas, resultando en la muerte y conspiración para poseer con la intención de distribuir sustancias controladas.

No hubo reacción de la viuda y la madre de Skaggs ni de los miembros de la familia de Kay, incluido uno de sus hijos, que leyó una declaración en su nombre antes de la sentencia. Un alguacil había advertido a los observadores que serían retirados de la corte por cualquier arrebato.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Yankees dejan fuera del roster de ALDS a Aroldis Chapman

Dos años más por sus polémicas declaraciones a su familia

El juez que dictó la condena dijo que agregó dos años debido a los comentarios de Kay a su familia en conversaciones en la cárcel después de la condena. Kay dijo de la familia Skaggs durante una llamada grabada: “Todo lo que ven son signos de dólar. Es posible que obtengan más dinero con él muerto que cuando jugaba, porque era muy malo.

“Eso es repugnante”, respondió Kay. “No sé por qué dije eso. Estaba enojado con el mundo”. Means se mostró escéptico, e incluso dijo en un momento después de pronunciar la sentencia que probablemente se convertiría en el blanco de la ira de Kay.

El juez dijo que Kay mostró “insensibilidad y negativa a aceptar la responsabilidad e incluso a arrepentirse por algo que causó”. “Tyler Skaggs no era una persona perfecta”, dijo el juez. “Pero pagó el precio más alto por ello”.