NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Sucesos

Policías de Los Ángeles son despedidos tras ignorar robo por jugar Pokémon

Dos policías de Los Ángeles fueron despedidos tras ignorar un robo en curso y, en cambio, tratar de atrapar a un Snorlax en Pokémon Go. Aquí los detalles.

Estados UnidosActualizado a
Dos policías de Los Ángeles fueron despedidos tras ignorar un robo en curso y, en cambio, tratar de atrapar a un Snorlax en Pokémon Go. Aquí los detalles.
Los Angeles Timesvia Getty Images

Es común que ante un delito las personas u otros policías llamen a sus pares esperando que acudan a ayudarles y, con suerte, atrapar a los delincuentes. Sin embargo, en algunas ocasiones, los oficiales no aparecen, como es el caso de dos policías en Los Ángeles, quienes no acudieron a un robo por una razón muy peculiar.

Policías de Los Ángeles son despedidos tras ignorar robo por jugar Pokémon

Según documentos judiciales publicados hace algunos días, dos policías de Los Ángeles ignoraron un robo en curso por estar ocupados tratando de atrapar un Snorlax en Pokémon Go.

Los oficiales pertenecientes al Departamento de Policía de los Ángeles (LAPD) fueron despedidos por “abdicar deliberadamente de su deber de ayudar a un oficial al mando en la respuesta a un robo en curso y jugar un juego móvil Pokémon mientras estaban de servicio”.

El incidente ocurrió en abril de 2017 en un Macy's en el Crenshaw Mall de Los Ángeles, California. Según los registros judiciales, un supervisor de patrulla llamó a Mitchell y Lozano por un aparente robo en curso en la tienda. Ambos oficiales no respondieron a la llamada y, en cambio, retrocedieron por un callejón y se alejaron.

Una investigación posterior de evidencia de video y audio mostró que Mitchell y Lozano discutieron cómo responder al robo, pero decidieron no hacerlo. Momentos después, se grabó a Mitchell y Lozano diciendo que Snorlax acababa de aparecer en la calle 46 y Leimert, por lo que ambos diseñaron una estrategia para atrapar al raro Pokémon.

Al principio, tanto Mitchell como Lozano mintieron sobre lo sucedido. Ambos afirmaron que no estaban jugando, además de afirmar que Pokémon Go no es un “juego”, sino más bien un “evento de redes sociales”. Eventualmente, los dos policías admitieron haber ido tras Snorlax.

Ambos oficiales fueron despedidos, pero apelaron la decisión alegando que el LAPD violó su privacidad al escuchar su conversación. Sin embargo, el viernes pasado perdieron su apelación.

La junta de derechos, que despidió a los dos oficiales, declaró que “jugar Pokémon Go mostraba un total desprecio por la comunidad, desperdiciaba recursos, violaba la confianza del público y era poco profesional y vergonzoso para el Departamento”. También dijo que los oficiales mintieron y, por lo tanto, “su comportamiento reflejó negligencia grave, cobardía, falta de consideración y engaño”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?