NFL

Las 5 cosas que aprendimos de la Semana 12 de la NFL

Los Patriots ya superaron su total de victorias del año pasado, Aaron Rodgers sabe jugar con dolor y Cam Newton es un cartucho quemado.

Estados Unidos
0
Las 5 cosas que aprendimos de la Semana 12 de la NFL
AP

Con el Monday Night cerrando la actividad del fin de semana de Thanksgiving, la NFL nos sigue entregando resultados inesperados y  múltiples triunfos de equipos visitantes. Incluyendo los goles de campo ganadores del juego de Chicago y Las Vegas cuando el tiempo expiró antes en la Semana 12 el Día de Acción de Gracias, ha habido 25 partidos decididos por un touchdown o gol de campo de último segundo, la mayor cantidad de todos los tiempos.

Durante varias semanas, volaron por debajo del radar, pero ahora son el equipo que está bajo los ojos de todos.

Los Patriots están en un ascenso prometedor para la población New England y cada semana juegan mejor. De nueva cuenta son, el villano favorito. Cuando parecen que están derrotados, resurgen para provocar problemas.

Después de despachar a los Tennessee Titans 36-13 en un juego físico digno de football de enero, New England retuvo su liderazgo en la división AFC Este y se movió al segundo lugar en la conferencia.

La mejor defensa de la NFL en términos de puntos permitidos asfixió a su oponente una vez más, manteniendo a Tennessee a solo 13 puntos.

Los números generales (23 de 32, 310 yardas, 2 TD) dicen que Jones tuvo uno de sus mejores juegos como profesional, continuando con su tendencia de tomar las decisiones correctas. Es el tipo de quarterbacks que ama Bill Belichick.

Los Patriots tienen un arma secreta: Nick Folk

El jugador de 37 años está haciendo su trabajo a un nivel más alto del que posiblemente haya hecho desde que se unió a los Patriots la temporada pasada. Él ocupa el tercer lugar en porcentaje de tiros de golpes de campo (91.9).

Folk ha anotado cuatro o más goles de campo en un juego cinco veces esta temporada.

Brady el eterno

Tom Brady sigue incrementando su legado como las farmacias ganancias por venta de cubrebocas. El domingo, Brady tuvo un touchdown con el corredor Leonard Fournettte, el hombre del juego.

Brady, quien tiene 30 pases de touchdown esta temporada, tiene nueve campañas en su carrera con al menos 30 pases de touchdown, empatando a Brett Favre y Peyton Manning. Solo Drew Brees tiene 10 temporadas con esta estadística.

Brady ha dicho que ahora quiere jugar hasta los 50 años. Sea broma o no, estamos seguros que capturará varias marcas más en su andar en la NFL.

En el partido contra los Colts, Ron Gronkowski, íntimo de Brady, registró su partido 30 con al menos 100 yardas en recepción.

El talento se hereda, ¿ los touchdown también?

El cornerback novato de Denver, Pat Surtain registró dos intercepciones, incluida una devolución de 70 yardas para un touchdown, en la victoria de los Broncos por 28-13 sobre los Chargers de Los Ángeles.

Surtain, quien tuvo su primer regreso de intercepción para un touchdown en la Semana 12, y su padre Patrick Surtain, quien tuvo dos touchdowns de intercepción durante su carrera de 11 años en la NFL, son una de las cuatro combinaciones conocidas de padre e hijo, cada una con un regreso de intercepción.

Aaron Rodgers puede jugar con dolor

A pesar de tener una fractura en el dedo meñique del pie, Aaron Rodgers pasó para 307 yardas y dos touchdowns sin intercepciones y corrió para un touchdown en la victoria de los Packers por 36-28 sobre los Rams de Los Ángeles.

Rodgers registró el partido número 60 de su carrera con al menos 300 yardas por pase y se unió a Drew Brees, Tom Brady y Peyton Manning, como los únicos jugadores con al menos 60 juegos en lanzar para más de 300 yardas y dos pases de anotación.

¿Para qué volvió Cam Newton?

En su segundo partido como titular, Newton fue enviado a la banca

La segunda apertura de Cam Newton con los Panthers terminó en la banca. Después de que en el primer cuarto anotó un touchdown en carrera de una yarda, el quarterback tuvo una tarde desastrosa al completar cinco pases en 21 intentos. Newton culminó con rating de 5.8 y dos intercepciones. El mensaje soberbio que envió a la liga en su regreso, ya quedó olvidado después de ver la actuación contra Miami.