Once Gavis y Ansus

El Barça se arrastra y no tiene buena pinta la venida del Madrid el domingo.

El show ridículo de la segunda parte contra el Dinamo ha sido tedioso. Si hubiera jugado más tarde, se habrían dormido la mitad de lad buenas personas que han ido a darle otra oportunidad a la banda azul grana.

Me ha sorprendido estos días como hay personas que se quejan de Gavi y de que le sacan tarjetas amarillas. Sin duda, lo que deberían quejarse es por qué el resto de los otros diez, no reciben tarjetas amarillas.

Prefiero un jugador demasiado apasionado que diez que hacen lo que tienen que hacer y se van a casa.

¿Acaso no se dan cuenta que al no tener estilo de juego ni estrategia, lo único que queda es la garra y la energía de correr y presionar como si no hubiera un mañana?

Yo quiero 11 Gavis en mi equipo y 11 Ansus que ha querido marcar un gol de espaldas en vez de pasar el balón a Busi o al Brasileño Errante, AKA Coutinho.

Me niego a dedicar dos lineas al mayor engaño de la historia del futbol. Me niego.

Koeman se enfada porque no hay gol. Claro. Porque ha fichado al descarte del Sevilla. ¿Qué esperaba? ¿Al nuevo pichichi? A veces me pregunto si es ingenuidad o ignorancia. O las dos.

Es tan aburrido e insípido que solo valía la victoria y al menos eso, eso se ha conseguido.