BOXEO

Manny Pacquiao es nuevo candidato presidencial en Filipinas para 2022

El boxeador y senador filipino ha hecho oficial su candidatura y buscará deshacerse de la corrupción a través de integridad, compasión y transparencia.

Estados Unidos
0
Manny Pacquiao pidiendo la palabra durante una sesión del Senado de Filipinas en Manila.
Ted Aljibe AFP

Los últimos seis años para Filipinas no han sido miel sobre hojuelas. Baja el mando de Rodrigo Duterte se ha vivido corrupción, muerte, pobreza y un miedo visto por pocos. Por ello, Manny Pacquiao ha decidido este domingo que es momento de buscar un cambio y no sólo dentro del partido Partido Democrático Filipino-Poder Popular (PDP-Laba), sino en toda la nación que hoy sufre.

El legendario boxeador ganador de títulos en ocho distintas divisiones se presentó hoy en el congreso nacional de su partido, celebrado en la ciudad de Quezon, para hacer oficial su candidatura para las elecciones presidencial de 2022. Esta es dentro del mismo partido que tiene el poder al día de hoy con Duterte, pero dos facciones son las que se presentan: una con los afiliados a Pacquiao -que están en contra de temas como la relación con China- y otra que busca tener como líder a Christopher "Bong" Go en un movimiento criticado por los expertos, ya que en esta candidatura se incluiría la vicepresidencia de Duterte para no perder el mando.

“Soy un peleador y siempre seré un peleador dentro y fuera del ring. En toda mi vida, nunca me he retirado de una pelea porque, en nombre de los principios, del honor del pueblo, me paro con fuerza. Nada es imposible si está ordenado por Dios “, comentó Pacquiao durante el evento nacional, en el cual también atacó a los actuales políticos al mando. “¡Les llegó la hora! Les dimos una oportunidad, pero nos fallaron. Esperamos por mucho tiempo, han pasado décadas, pero nada ha cambiado”.

Después de ser congresista en 2010 para Sarangani y convertirse en senador de la República en 2016, el nacido en Kibawe dijo que esta postulación se trata de apoyar a la gente más pobre del país y que más ha sufrido los últimos años. Para ello, este buscará gobernar con integridad, compasión y transparencia porque “es hora de que ganen los oprimidos. Es hora de que nuestra gente que ha caído se recupere”.

Su carrera de boxeador no fue señalada con la candidatura

A pesar de haber peleado hace un mes ante el cubano Yordenis Unas, ante el cual perdió por decisión unánime, la carrera o falta de compromiso por sus eventos deportivos no fueron mencionados en la reunión. Manny Pacquiao tiene la tarea de un trabajo con cien por ciento de concentración, ya que aún le queda por elegir a su vicepresidente y grupo de senadores, además de que tiene un camino cuesta arriba para alcanzar niveles de popularidad similares a los de la hija de Rodrigo Duterte, Sara Duterte-Carpio. El boxeo, por ahora, tendrá que esperar.