ESTADOUNIDENSES EN EUROPA

Jordan Pefok da el gol de triunfo a Young Boys y opaca a Cristiano

Young Boys se adjudicó los primeros tres puntos de la Champions a expensas del Manchester gracias a la anotación del atacante estadounidense sobre la hora.

Estados Unidos
0
Jordan Pefok reacciona al anotar el gol de la victoria de Young Boys ante Manchester United en la Champions League.
Peter Klaunzer AP

Los sueños de las Champions League son únicos. A veces las “noches mágicas” pueden ser un cliché o sonar muy fantasiosas, pero partidos como el de Young Boys y Manchester United demuestran por qué el torneo da otra ilusión, otra energía y otra esperanza para los distintos clubes que buscan sorprender a los grandes. Después de que Cristiano iniciara un partido perfecto para él, el estadio de los suizo explotó contra su equipo en la recta final.

Antes de ir al descanso, Aaron Wan-Bissaka dejó con un hombre menos al equipo inglés, pero este resistió de buena manera hasta que en la segunda mitad les cayó el empate por cortesía de Moumi Ngamaleu. Con ese tanto se empezó a cerrar el partido y la desesperación del United se hizo presente al no tener una arma adicional que creara peligro al frente. Los minutos pasaban, pero nada lucía con buen destino para ninguno de los dos equipos hasta que un error de Jesse Lingard llevó a la gloria a Jordan Pefok.

En una pelea por el balón en la banda derecha, la redonda terminó por caer en los pies de Lingard y este quiso jugar atrás en los segundos finales para darle seguridad a la jugada y que la defensa saliera con balón controlado, pero, en vez dar el pase directo a la central, su intento se convirtió en un pase filtrado para el atacante estadounidense y el mismo quedó solo frente a David de Gea para cruzarle el tiro y ganar el juego para los suyos. Si el triunfo no fuera suficiente, su tanto entrará a los libros de historia como el primero con créditos estadounidenses en contra de un conjunto de Inglaterra en Champions League.

Brenden Aaronson también quedó cerca de su gol

En el otro costado, a la misma hora buscaban sus primeros puntos el Sevilla y RB Salzburg. Un festival de penales terminó en un pueblo fantasma de anotaciones al sólo concretar dos goles en 90 minutos, pero quien estuvieron más cerca del triunfo fueron los austriacos. Así como Pefok, Brenden Aaronson tuvo su oportunidad en los segundos finales, pero no tuvo la misma fortuna y el encuentro se fue en un empate importante para los visitantes que estrenaron al seleccionado nacional con su primer juego completo en Champions.