Coronavirus

Estados Unidos podría autorizar dosis de refuerzo para vacunados contra el COVID-19

Autoridades de salud de Estados Unidos podrían recomendar una dosis adicional para las personas vacunadas contra el COVID-19. Aquí toda la información.

Estados Unidos
0
Mujers recibe la vacuna contra COVID-19
HANNAH BEIER REUTERS

Las autoridades de salud de Estados Unidos podrían recomendar una dosis de refuerzo para todas las personas completamente vacunadas contra el COVID-19, de acuerdo con dos personas que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Según las fuentes, las agencias de salud recomendarían la aplicación de la dosis adicional ocho meses después de recibir la segunda dosis en el caso de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna.

La dosis de refuerzo comenzaría a administrarse ampliamente una vez que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) apruebe completamente las vacunas, ya que por ahora solo cuentan con la autorización de uso de emergencia. De acuerdo con The New York Times, se espera que la FDA otorgue la aprobación total de la vacuna de Pfizer en septiembre antes del ‘Labor Day’ (6 de septiembre).

La FDA y los CDC recomiendan una tercera dosis de la vacuna para personas inmunodeprimidas

El pasado 12 de agosto, la FDA enmendó las autorizaciones de uso de emergencia para las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna para permitir el uso de una dosis adicional en ciertos individuos inmunodeprimidos o quienes tienen un sistema inmunitario debilitado.

Los CDC recomiendan esta dosis extra para las personas con inmunodepresión moderada o grave. Esto incluye a las personas que:

  • Han estado recibiendo tratamiento activo contra el cáncer para tumores o cánceres de la sangre.
  • Recibieron un trasplante de órgano y están tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico.
  • Recibieron un trasplante de células madre en los últimos 2 años o está tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico
  • Tienen inmunodeficiencia primaria moderada o grave (como el síndrome de DiGeorge, el síndrome de Wiskott-Aldrich)
  • Tienen una infección por VIH avanzada o no tratada
  • Se encuentran en tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas u otros medicamentos que pueden inhibir su respuesta inmunitaria.