Estadounidenses en Europa

Gio Reyna busca ser el tercer estadounidense campeón en Supercopa Alemana

Reyna tendrá revancha en la Supercopa Alemana ante el Bayern Múnich y tratará de convertirse en apenas el tercer estadounidense en ganar este título.

Estados Unidos
0
Gio Reyna busca ser el tercer estadounidense campeón en Supercopa Alemana

Borussia Dortmund y Bayern Múnich disputarán la Supercopa de Alemania, este martes en Signal Iduna Park, donde podría haber la presencia de un par de jugadores estadounidenses y además, Giovanni Reyna podría unirse a la prestigiosa lista de futbolistas norteamericanos que han logrado levantar el título que se define entre los campeones de la última edición la Pokal y Bundesliga.

Se espera que Giovanni Reyna sea parte del conjunto de Marco Rose, tal como lo hizo en el arranque de temporada en Alemania, donde incluso el estadounidense se estrenó como goleador en la campaña, marcando uno de los tantos de la goleada ante el Eintracht Frankfurt, por lo que buscará continuar con su inercia positiva cuando enfrenten en casa al cuadro bávaro este martes.

El seleccionado buscará sumarse a la lista de campeones estadounidenses en la Supercopa de Alemania, en una lista en la que destacan Thomas Dooley, quien en 1991 levantó el trofeo junto a Kaiserslautern y Chris Richards, que apenas en la edición pasada se consagró campeón con el Bayern Múnich, al vencer al Dortmund de Reyna.

El hijo del legendario Claudio Reyna podría tener minutos en la nueva edición de la Supercopa Alemana, tal como lo hiciera en 2020, cuando entró de cambio por Marco Reus en el duelo en el que cayeron frente al cuadro bávaro por marcador de 3 goles a 2 en Allianz Arena.

Chris Richards va por el bicampeonato

La Supercopa Alemana podría tener un campeón estadounidense independiente al resultado, pues del otro lado, Chris Richards podría ser convocado por el Bayern Múnich para el duelo de este martes, en el que además, podría sumar su segundo título de Supercopa con el cuadro bávaro, luego de haber hecho su aparición la edición anterior, en la que jugó 14 minutos y se convirtió en el primer título en el que el estadounidense fue partícipe.