Selecciones Nacionales

La conmovedora historia que llevó a David Ochoa a elegir a México

“En Estados Unidos era ‘The Mexican’, en México era ‘El Gringo”, relata Ochoa, que decidió cambiar de selección para poder representar al ‘Tri’.

Estados Unidos
0
La conmovedora historia que llevó a David Ochoa a elegir a México

David Ochoa decidió efectuar el cambio de selección y este jueves, se dio a conocer que el arquero del Real Salt Lake de la MLS, ya es elegible para ser convocado a la Selección Mexicana, luego de haber representado a Estados Unidos en categorías menores, por lo que luego de que se confirmara esta noticia, el guardameta de apenas 20 años explicó los motivos que lo llevaron a tomar una decisión, en una emotiva carta, en la que reveló que sufrió discriminación por ser mexicoamericano.

En un artículo publicado en The Players Tribune, el guardameta nacido en Oxnard, California, se unió al tema sobre el cuidado de la salud mental y aseguró que vivió episodios de ansiedad y depresión, al no ser aceptado por sus raíces mexicoamericanas, tanto en el país de origen de su familia, como en territorio estadounidense.

Ochoa habló sobre el sueño que tiene de jugar para las Chivas de Guadalajara, club del que su padre y personas más allegadas, son aficionados, pero también de vestir los colores de la selección de México, de la cual está cada vez más cerca y con el que ya fue parte de la concentración, durante los entrenamientos de Copa Oro.

Ochoa decidió hacer pruebas con el cuadro mexicano, donde las cosas no salieron como lo planeaba y tuvo que regresar a Oxnard, donde comenzó a padecer, sin notarlo, depresión. El arquero cuenta que no podía sentirse parte de ningún lugar o grupo, pues mientras que en Estados Unidos lo catalogaban como ‘el mexicano’, en México era visto como ‘el gringo’, situación que lo hizo pasar momentos complicados durante su adolescencia.

“Lo odiaba muchísimo. Odiaba ser siempre el diferente. En Estados Unidos, yo era ‘the Mexican’, en México era ‘el gringo’. Recuerdo haber estado muy enojado. Quería pelearme con ellos por lo que me decían. Pero con el tiempo, casi que terminas por creer lo que dicen. Esa fue mi primera experiencia con la depresión”, reveló el guardameta.

La situación cambió cuando el portero californiano ingresó a la Academia de Real Salt Lake, donde se encontró con personas que lo apoyaron y que de a poco, comenzaron a motivarlo para continuar con su carrera, entre ellos Des McAleenan, un entrenador de porteros que lo llevó a estar en uno de los mejores momentos de su carrera, en el que incluso logró jugar para Estados Unidos en el mundial U20 y que años más tarde, lamentablemente se quitó la vida.

De a poco, David Ochoa se convencía que quizá podría jugar para Estados Unidos, pues sus constantes actuaciones dentro de la MLS, así como sus llamados a selecciones con límite de edad, lo colocaban como uno de los grandes prospectos a la portería estadounidense, en la que no alcanzó a debutar.

El partido que cambió todo

David Ochoa fue convocado a la Selección Estadounidense para la Concacaf Nations League, en la que fue el único jugador que no tuvo minutos y en la que a pesar del título, se quedó con un vacío enorme y que lo orilló a solicitar el cambio de selección.

“Estados Unidos me convocó para la Nations League. México había estado golpeando a mi puerta por un año, y en el fondo, seguía siendo mi sueño. Casi no hablé con nadie en esa concentración. Al final, fui el único jugador que no jugó un solo minuto. No estoy diciendo que debí haber jugado en la Nations League. Aún soy joven, y el equipo tenía a otros dos muy buenos porteros. También sé que cometí un error en la calificación para los Juegos Olímpicos. Pero lo había hecho bien en los entrenamientos, y quería demostrar de lo que podía ser capaz

Después del torneo, cuando jugamos un amistoso contra Costa Rica, yo pensaba: 'Tienen que meterme en este partido'. Pero no ocurrió. No voy a mentir, me sentí muy frustrado. Estaba enojado. Sentí que verdaderamente no creían en mí. Así que cuando México me invitó a la concentración antes de la Copa de Oro, fue como recibir la luz verde para decir que sí”.

Ochoa cierra su texto, orgulloso de sus raíces mexicoamericanas y alzando la voz para atender la salud mental, un problema que cada vez se vuelve más habitual dentro de los deportistas y en el que últimamente ha sido tomado en cuenta dentro y fuera del mundo del deporte.