ESCASEZ DE COMBUSTIBLE

Continúa interrupción del suministro de combustible en el sureste de USA

Estaciones de servicio de la Costa Este del país reportan escasez de combustible por el cierre de uno de los oleoductos más grandes de Estados Unidos. Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
Las estaciones de servicio de Atlanta enfrentan escasez después del ciberataque de oleoductos
Megan Varner AFP

Más de mil estaciones de servicio en la Costa Este del país informaron que se han quedado sin combustible posiblemente por las compras de pánico generadas, pues el pasado 7 de mayo, el sistema Colonial Pipeline, uno de los oleoductos más grandes del país informó de un ciberataque, el cual provocó el cierre temporal de la línea.

Las autoridades estatales reaccionaron rápidamente a este hecho y firmaron órdenes ejecutivas para suspender temporalmente las regulaciones de combustible de vehículos motorizados y así garantizar un suministro de combustible adecuado; sin embargo, las estaciones se encuentran saturadas y algunas personas esperan una hora o más para cargar combustible.

¿Qué sucedió con Colonial Pipeline?

Colonial Pipeline sufrió un ataque de ransomware. De acuerdo con Bloomberg, el ataque comenzó el jueves pasado robando alrededor de 100 gigabytes de datos.

¿Qué es un ataque de ransomware?

El ransomware es utilizado para capturar los datos informáticos de una empresa, codificarlos y mantenerlos como “rehenes” hasta que se pague un rescate. Es un esquema de doble extorsión, por lo que los atacantes también amenazan con publicar los datos robados.

¿Qué ha hecho Colonial Pipeline al respecto?

La compañía detuvo las operaciones de los oleoductos después de descubrir el ataque. En un comunicado, la empresa mencionó que "desconectó proactivamente ciertos sistemas” para contener la amenaza, la cual ha detenido temporalmente todas las operaciones del oleoducto y afectado sus sistemas.

A través de un comunicado, Colonial Pipeline informó que continúa trabajando en asociación con expertos en ciberseguridad, fuerzas del orden y otras agencias federales para restaurar las operaciones del ducto de manera rápida y segura para el final de la semana.

El oleoducto se extiende desde la costa del Golfo de Texas hasta el área metropolitana de Nueva York. Los estados que más dependen del oleoducto son Alabama, Georgia, Tennessee, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Una gran parte del oleoducto reanudó sus operaciones manualmente el lunes por la noche, por lo que Colonial anticipa reiniciar la mayoría de sus operaciones para el fin de semana, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm.

Expertos señalan que se necesitarán días para que las condiciones normales regresen incluso después de que el ducto vuelva a estar en línea. Los expertos también recomiendan a los automovilistas no hacer compras de pánico ni acumular combustible, ya que eso sólo prolongará los cortes y empeorará la situación.