Previa MLB 2021

Oeste de la Nacional: Dodgers y Padres en carrera de dólares

Los campeones tendrán la primera prueba para defender su título dentro de la misma división ante un equipo de San Diego que no escatimó en gastos.

Estados Unidos
0
Clayton Kershaw con los Dodgers
Ross D. Franklin AP

Los Dodgers han sido amos y señores del Oeste de la Liga Nacional durante las últimas ocho temporadas, lapso en el que han ido a tres Series Mundiales, pero pocas veces en ese periodo han encontrado una competencia como la que significa San Diego este año.

A continuación, un vistazo del panorama en el Oeste de la Liga Nacional.

LOS ANGELES DODGERS

Después de más de tres décadas, los Dodgers finalmente pudieron romper el maleficio y sumar otro gallardete a sus vitrinas. Ahora el reto está en defender un título por primera vez en la historia de la organización. Primero, sin embargo, deberán que resistir el embate de los Padres en camino a su noven título divisional consecutivo. Afortunadamente para ellos, tienen todas las herramientas disponibles. A una rotación magnífica sumaron a otro ganador del Cy Young, a la ofensiva cuentan con dos MVPs. Los límites se los ponen ellos mismos.

En el momento en que Clayton Kershaw, David Price y Trevor Bauer suban una vez a la loma con Cody Bellinger y Mookie Betts en la alineación, los Dodgers serán el primer equipo en la historia en contar con tres ganadores del Cy Young y tres MVPs en una sola temporada. Si bien perdieron bastante flexibilidad ofensiva con las salidas de Kike Hernández y Joc Pederson, el lineup es temible del uno al nueve. El cuerpo de relevistas parece más sólido en especial al sumar a Price, quien perdió la carrera por el quinto lugar de la rotación con Dustin May.

PRONÓSTICO: 110-52. Primer lugar. Siempre que la salud los respete, los Dodgers no tienen nada que temer, ni a las enormes inversiones de San Diego ni a sus propios demonios, que ya fueron exorcizados.

SAN DIEGO PADRES

Solamente hay seis equipos en la historia que nunca han conquistado una Serie Mundial, y ninguno de ellos tiene tanto tiempo en la liga como los San Diego Padres. Cansados de ser el patito feo de California, los frailes aventaron la casa por la ventana. Cualquier otra cosa que no sea un trofeo y un desfile será considerada un rotundo fracaso. Así es la vida cuando tienes a dos peloteros de 300 millones de dólares, adquieres a un ganador del Cy Young y sumas, además, a uno de los lanzadores más confiables de la Gran Carpa.

Las miradas, desde luego, se posan sobre Fernando Tatis Jr., el chico de los 22 años y los 340 millones que rápidamente se convierte en el rostro del deporte. Con una actitud fresca y el talento para respaldar cualquier desplante, el shortstop en la pieza en torno a la cual giran las esperanzas de los Padres. Desde luego que Manny Machado, Eric Hosmer y Tommy Pham tampoco estorban. Pero más allá del contrato de Tatis, la verdadera apuesta de San Diego está en la adquisición de Blake Snell y de Yu Darvish como anclas de una rotación joven, talentosa y, sí, bajo intensa presión.

PRONÓSTICO: 101-61. Segundo lugar y primer comodín. Más allá del 1-2 que representan Snell y Darvish, la distancia que recorrerán los Padres depende del progreso y la salud del resto de la rotación, en particular Chris Paddack y Dinelson Lamet.

SAN FRANCISCO GIANTS

Después de ser, indiscutiblemente, el mejor equipo de la década anterior, los Giants han batallado para echar a andar su proyecto de renovación. San Francisco ha navegado en un mar de mediocridad no lo suficientemente profundo para acceder a altas selecciones de Draft, ni en aguas lo suficientemente tranquilas para detectar un puerto de esperanza. Este año las cosas no tienen que ser muy distintas, después de todo, el equipo no es muy distinto.

Aaron Sanchez, Anthony DeSclafani y Alex Wood llegan a complementar una rotación en donde Johnny Cueto tiene años sin ser el dominante candidato al Cy Young. Los abridores lucen, al menos, consistentes y no hay mayor tranquilidad para un manager que saber qué puede esperar de su rotación. A la ofensiva, Donovan Solano tuvo una magnífica temporada y Mike Yastrzemski emerge lentamente como una estrella tardía a sus 29 años. El regreso de Buster Posey luego de ausentarse por la pandemia, podría ser suficiente para anclar a una ofensiva eficiente y que no va de acuerdo a los cánones del baseball actual.

PRONÓSTICO: 79-83. Tercer lugar. Sin un verdadero as, ni un cañón de absoluto respeto en la parte central del lineup, los Giants aún son capaces de competir ocasionalmente. Pero “ocasionalmente” no es suficientemente bueno en una división como esta.

COLORADO ROCKIES

Durante las últimas temporadas, los Rockies no tenían mucho que presumir salvo el majestuoso guante de Nolan Arenado. Ahora no tienen nada. A consecuencia de uno de los peores cambios de los que se tenga memoria, Colorado está destinado a dar un importante paso atrás. El retroceso parece indiscutible, la magnitud del mismo depende de que alguien fuera de Charlie Blackmon y Trevor Story dé la cara en una ofensiva que, incluso en Coors Field, ha dejado de ser intimidante.

La salida de Arenado, un ganador de 8 Guantes de Oro y cuatro veces entre los seis primeros al MVP en las últimas cinco temporadas, es preocupante en una ofensiva que fue mediocre en 2020 y solo empeorará en la nueva campaña. Pero el estado de su cuerpo de su pitcheo en general es preocupante. De los 16 lanzadores que tuvieron al menos cinco apariciones, sólo tres de ellos tuvieron efectividad menor a 4.00. La buena noticia es que dos de ellos son los abridores venezolanos Germán Márquez y Antonio Senzatela. La mala es que el resto del cuerpo de pitcheo regresa prácticamente intacto.

PRONÓSTICO: 61-101. Quinto lugar. Los Rockies dinamitaron su proyecto luego de dos temporadas sin alcanzar la postemporada y, considerando el estado en que se encuentra el equipo, no les vendría mal irse acostumbrando.

ARIZONA DIAMONDBACKS

Después de acudir a playoffs, y ganar una Serie Mundial, en tres de sus primeros cinco años de existencia, los Diamondbacks apenas tienen tres viajes más a la postemporada desde que concluyó la campaña de 2002. Y la organización parece estar perfectamente conforme con eso. Es la única respuesta que justifica la notable falta de esfuerzos por reforzar a un equipo que en 2020 se anidó en el fondo de su división por primera vez desde 2014. Es eso, o que la experiencia de su última gran inversión ─Madison Bumgarner─ les dejó un mal sabor de boca.

Sea como sea, es de llamar la atención que un equipo que fue penúltimo en la Liga Nacional en home runs, 12do en OBP y 11ero en OPS solo presente un cambio en su alineación titular respecto a 2020, y ni siquiera es un cambio notable con la incursión de Josh Rojas en la segunda base y Ketel Marte ahora en la pradera central en sustitución de Starling Marte. Tal vez la esperanza esté en que Bumgarner recupere la forma de años anteriores luego de un 2020 para el olvido. Por lo pronto, Arizona ya inició con el pie izquierdo debido a la fractura en el antebrazo de su mejor abridor, Zac Gallen.

PRONÓSTICO: 74-88. Cuarto lugar. Bumgarner es demasiado competitivo para permitir que una foja de 1-4 y 6.48 se convierta en la norma. Una mejoría importante revitalizaría a una rotación mediocre. Pero eso apenas bastaría para navegar en la mitad de la división.