NFL

Aldon Smith no volverá con los Cowboys

El polémico defensive end fue uno de los retornos más llamativos de la temporada pasada en la NFL.

Estados Unidos
Aldon Smith con los Cowboys
Abbie Parr Getty Images

Aldon Smith llegó la temporada pasada a Dallas en busca de una oportunidad de redención, de recuperar una carrera que parecía dirigirse inequívocamente al hasta que se encontró con sus propios demonios.

Ahora, Smith tendrá que encontrar un nuevo equipo en el cual demostrar que puede mantenerse por el camino correcto.

Los Cowboys le notificaron a Smith, agente libre de 31 años, que no tienen planes para ofrecerle un nuevo contrato, de acuerdo con diversos reportes. La decisión de desprenderse de Smith es, hasta cierto punto, sorprendente al ser uno de los pocos jugadores con buen rendimiento en una de las peores defensivas de la NFL en 2020.

Smith terminó la campaña con apenas cinco sacks, una cifra baja para sus estándares al considerar que en los primeros 43 partidos de su carrera acumuló 42 capturas de quarterback. Sin embargo, el número es apenas un reflejo del desempeño general de la defensiva de los Cowboys, que terminó con sólo 31 derribos en la temporada.

Sin embargo, el hecho de que Smith siquiera volviera al emparrillado es digno de mencionarse, en especial luego de cinco años en que su carrera estuvo en pausa por diversas suspensiones y violaciones, tanto a las políticas de abuso de sustancias como de conducta personal.

En la semana 1 de la temporada anterior, una derrota ante los Rams, Smith logró una captura ante Jared Goff. Nada fuera de lo común, a menos que se tome en cuenta que fue la primera en su carrera desde el 15 de noviembre de 2015, cuando militaba con los Raiders. A lo largo del primer mes de temporada, Smith fue indiscutiblemente el mejor defensivo de los Cowboys y debatiblemente uno de los mejores en la NFL.

Smith acumuló cuatro sacks en sus primeros tres partidos, tres de ellos ante Russell Wilson y los Seahawks en la semana tres, dando muestras del talento que alguna vez lo convirtió en uno de los jugadores más temidos dentro, y fuera, del emparrillado. Sin embargo, la falta de una pretemporada como tal, la prolongada inactividad y el declive general de la defensiva de Dallas le cobraron factura y apenas logró una captura más el resto de la temporada, en la semana 8.

Por otro lado, tampoco es del todo sorprendente que Dallas haya optado por darle las gracias a Smith. Después de todo, los Cowboys finalizaron la campaña en el puesto 28 de 32 equipos en puntos admitidos, 29.5 por encuentro, y 23ros en yardas permitidas. Además, fueron los penúltimos de toda la NFL en contra de la carrera y 26tos en tercer down.

Con números como esos, lo más lógico en Dallas es modificar por completo lo que venían haciendo a la defensiva, y eso incluye desprenderse de un jugador de 31 años cuya producción no debe ser difícil de reemplazar en un jugador más joven, con mayor potencial y a menor precio.