CLEVELAND INDIANS

Indians mandan a casa a José Ramírez y Franmil Reyes

El manejador de la novena de Cleveland, Terry Francona, indicó que ambos peloteros quebrantaron los protocolos por covid-19 de la MLB.

Estados Unidos
José Ramírez
Gene J. Puskar Associated Press

Los Indians anunciaron que enviaron a sus casas a los peloteros José Ramírez y Franmil Reyes tras quebrantar los protocolos por covid-19 de las Grandes Ligas. Ambos peloteros comieron en un restaurante local de Arizona tras un partido de la pretemporada en esa entidad, anunció el manejador Terry Francona.

“Los enviamos a casa y reportamos a la liga lo que hicieron y lo pasaron a la liga. Estamos esperando a escuchar algo de vuelta sobre cómo tenemos [que operar para reintegrarlos al club]. No han tenido acceso desde entonces", dijo el estratega, según Mandy Bell, de MLB.com.

El estratega contó que ninguno de sus jugadores intentó evadir su responsabilidad: "Hablamos con los dos. Ambos se sinceraron sobre lo que ocurrió. Creo que es probablemente un poco distinto por cómo lo hemos tratado. Franmil, es una ofensa que se repita".

Ramírez lideró la Liga Americana en 2020 con 45 carreras anotadas. Fue también líder entre los Indians en la campaña reducida en cuadrangulares (17), carreras impulsadas (46), bases robadas (10) y porcentaje de bateo (.292). Su papel en la ofensiva de Cleveland sin Francisco Lindor tomará una mayor responsabilidad.

Reyes también tomó un papel protagónico en los Indians durante la última temporada con nueve jonrones y 34 impulsadas, así como un promedio de bateo de .275.

Precisamente Reyes fue uno de los peloteros que se dieron de baja durante la temporada reducida al quebrantar los protocolos. En ese entonces Mike Clevinger y Zach Plesac también fueron enviados a sus casas, y antes de terminar la fecha límite de traspasos Clevinger fue enviado a los Padres.

Respetar los protocolos

Los Indians no han tenido casos positivos ni en la campaña previa ni en lo que va de la primavera de 2021. El rigor para apegarse a los protocolos se mantendrá.

“De nueva cuenta, no estamos intentando situarlos en un rincón de castigo. Intentamos hablar con los muchachos casi todos los días que esto pasará. No importa si estás de acuerdo o no, esos son los protocolos acordados y tenemos que respetarlos.