NFL Playoffs

Bills podrán tener aficionados para la ronda de comodín

Durante la campaña regular las autoridades de Nueva York prohibieron que los eventos deportivos en la entidad tuvieron asistencia de aficionados.

Panorámica del Bills Stadium de Buffalo
Tom Szczerbowski Getty Images

En medio de la crisis por el coronavirus, los Bills emergieron como el mandamás de la AFC Este. Desafortunadamente su afición, una de las más fieles de la NFL, no pudo acompañar al club durante la temporada regular, algo que se revertirá para la postemporada.

Este miércoles el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó que para el juego de la ronda de comodín de los Bills, permitirán un total de 6,772 aficionados en el Bills Stadium. Dicha cifra representa el 9.45% de la capacidad del estadio (71,608 asientos).

Asimismo, se detalló que para poder ingresar al recinto de Orchard Park, los aficionados tiene que arrojar resultados negativos en pruebas de coronavirus realizadas por un socio de la liga. El costo de los exámenes deberá ser cubierto por los fanáticos y dentro del estadio están obligados a cumplir con el distanciamiento social y el uso de máscaras de protección.

En caso de que los Bills clasifiquen a la ronda divisional, las autoridades neoyorquinas permitirán aficionados de nueva cuenta. Sin embargo, los asistentes al juego por el comodín no serán elegibles para comprar boletos en la siguiente fase.

Esta será la primera ocasión que los Bills albergan un juego de postemporada desde el 28 de diciembre de 1996, cuando cayeron ante los Jaguars.

¿Quiénes jugarán con aficionados?

De los siete clasificados a la postemporada, solo cuatro equipos tendrán aficionados en los estadios. En la Conferencia Americana Chiefs tendrá un 22% de capacidad en el Arrowhead Stadium, aunado con la reciente aprobación de los Bills.

En la NFC, Saints han permitido 3 mil aficionados en sus últimos encuentros, Buccaneers han tolerado un 25%, el máximo permitido para 2020 y los Packers han permitido que las gradas de Lambeau Field sean empleadas por trabajadores y familias de los jugadores.