NEW ENGLAND PATRIOTS

Cam Newton no se disculpará por ganar juegos

Los Patriots han ganado tres de los últimos cuatro encuentros para permanecer en el panorama de playoffs de la AFC.

Cam Newton
Elise Amendola AP

El dicho que rige al mundo de la NFL es claro: “No existe tal cosa como un triunfo feo”.

Cam Newton y los New England Patriots han llevado al límite dicha máxima durante un lapso en el que han salido victoriosos en tres de sus últimos cuatro compromisos para mantener vivas sus aspiraciones de postemporada. Más importante aún, lo saben y están conformes con eso.

El domingo ante los Cardinals, Newton pasó para apenas 84 yardas al completar sólo 9 de 18 envíos con dos intercepciones, y sumó otras 46 yardas por la vía terrestre. En conjunto, los Patriots se aferraron a su segundo triunfo en tres semanas ante un rival con marca ganadora a pesar de acumular apenas 179 yardas totales.

Y está bien.

“Seré la primera persona en admitir que no di mi mejor partido ayer”, dijo Newton la mañana del lunes, horas después de colocar a los Pats con marca de 5-6 con la victoria de 20-17 sobre Arizona. “Pero seamos totalmente claros: No juego esto para beneficios estadísticos. No juego a esto por ningún tipo de logros individuales. Juego para ganar. No me disculparé por ganar”, sentenció el veterano pasador.

Si Newton no se disculpa por obtener el triunfo está bien, de igual manera nadie habría esperado lo contrario. Bien lo dijo su antecesor detrás del centro en New England, Tom Brady, la única estadística que importa en este juego es la de triunfos y derrotas. Eso es muy comprensible. Pero hasta el mismo Newton debe estar consciente que juegos como el del domingo no son lo que quieres poner en tu currículum si lo que buscas es permanecer en la liga a largo plazo.

“Es una extraña sensación, pero al final del día, he tenido en los que el rating de quarterback, las estadísticas y todo ese esfuerzo se tradujeron en una derrota”, dijo. “Y he tenido juegos como el de ayer en el que haces de todo para intentar perder y aún así ganas por la gracia divina”.

De la mano de Newton, los Pats se encuentran como la 27ma ofensiva más productiva entre los 32 equipos de la liga, son últimos de la NFL con apenas 6 pases de touchdown y, de no ser por un ataque terrestre que es el tercero mejor en puntos en el circuito, New England no podría aferrarse a la vida de la manera en que lo ha logrado hacer en una ultra competitiva Conferencia Americana.

Sí, el sistema de New England es poco convencional y definitivamente no es estéticamente placentero, pero Newton, el coach Bill Belichick y el coordinador ofensivo Josh McDaniels están dispuestos a sacrificar los puntos de estilo por seguir sumando en la columna de triunfos. Una ofensiva dinámica, después de todo, no siempre tiene muchas victorias que presumir, como bien lo puede constatar el próximo rival de los Patriots, los Chargers.