MARADONA

Diego Maradona murió en 25 noviembre, igual que Fidel Castro

'El Diez' argentino mantuvo una larga amistad con el dirigente cubano, a quien dijo admirar. Maradona realizó varias rehabilitaciones físicas en la isla.

Diego Maradona murió en 25 noviembre, igual que Fidel Castro

Diego Armando Maradona y Fidel Castro, a priori, no tenían nada que los uniera. Futbolista y militar. Argentino y cubano. Pero las ideas políticas de ambos tendieron un puente que les volvió inseparables. Ernesto 'El Che' Guevara fue el nexo mutuo. Amigos que, incluso, coincidieron en la fecha de su muerte, separados por cuatro años. Fidel falleció el 25 de noviembre de 2016, A los 90 años, y Diego, el 25 de noviembre de 2020, con 60, a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

"El más grande de la historia. La leyenda viviente", tildó Maradona al dirigente cubano, quien gobernó la isla con puño de hierro en distintas posiciones desde 1959 hasta 2008. Ambos se conocieron en 1987, unidos por la sombra del 'Che', argentino, como Diego. De hecho, Maradona se tatuó el rostro del guerrillero en su brazo derecho y en su pierna izquierda y se declaró como admirador de la Revolución Cubana urdida por Castro y Guevara. 'El Diez', desde entonces, se volvió un icono y un simpatizante insigne de la izquierda latinoamericana. La admiración llegó a tal grado que 'El Pelusa' llegó a llamar a Fidel como "un segundo padre".

Castro ayudó a Maradona desintoxicarse de las drogas en 2000, después del episodio de Año Nuevo en Uruguay en el que el argentino casi pierde la vida. 'El DIez' residió en Cuba durante un par de años donde fue tratado por clínicas especializadas en adicciones; salió de Argentina y aterrizó en La Habana el 18 de enero de 2000. El vínculo y la fascinación mutua se fortaleció con el paso de los años, motivado por los problemas de salud de ambos personajes. El intercambio de cartas fue recurrente e, incluso, Maradona llegó a entrevistarlo en su programa de televisión en 2005. En la parte final de la charla, que se extendió hasta la madrugada, jugaron con una pelota de fútbol y el mandatario cubano regaló al exfutbolista su chaqueta militar.

En un documental filmado por Emir Kusturica en 2008, Maradona afirmó que, en caso de no dedicarse al fútbol, habría sido líder revolucionario. Fidel Castro siempre fue una de sus máximas influencias. La cancillería de Cuba no dejó inadvertida dicha conexión. "La historia ha querido que partan el mismo día", tuiteó el organismo oficial, seguido de un mensaje que Diego dedicó al fallecido líder cubano. Historias de fútbol y política. Dos figuras centrales del Siglo XX, entrelazadas por sus ideas y su último día de vida.