ELECCIONES USA 2020

Elecciones USA 2020: ¿Qué pasaría si Trump no acepta los resultados?

Tras dos jornadas de infarto, Joe Biden es el ganador de las presidenciales de Estados Unidos 2020. ¿Qué puede suceder si Donald Trump no acepta los resultados?

Joe Biden gana las Elecciones 2020: ¿qué pasa si Donald Trump no acepta el resultado?
Reuters ACN

El gran día de las elecciones presidenciales ha llegado. Este 3 de Noviembre millones de estadounidenses saldrán a ejercer su derecho al voto para decidir si Donald Trump se queda dentro de la Casa Blanca otros cuatro años más o Joe Biden toma el mandato del país.

De acuerdo a las encuestas nacionales, actualmente es Joe Biden quien se encuentra a la delantera con una significativa ventaja, sin embargo, es necesario tener en cuenta que el vencedor de las presentes elecciones no se decide meramente por el voto de los ciudadanos, sino, por el voto indirecto del Colegio Electoral.

Elecciones USA 2020: ¿Qué pasaría si Trump no acepta los resultados?

Líderes de opinión y expertos en el tema han comenzado a pronosticar que estas serán unas elecciones sin precedentes, pues, aunado al aún latente brote de coronavirus, existe la posibilidad de que la noche de este 3 de Noviembre Trump se proclame ganador sin saber los resultados o bien, que simplemente no los acepte.

Y es que, el líder de la Casa Blanca ha sido cuestionado en diversas ocasiones sobre qué acciones tomaría si no llegase a resultar reelegido, sin embargo, el mandatario ha preferido mantener eso en suspenso. “No, no voy a decir simplemente que sí y tampoco voy a decir que no", expresó Trump hace un par de meses para la CBS cuando se le preguntó si aceptaría los resultados aún cuando estos no le favorecieran.

Ahora bien, expertos en el tema también afirman que, en dado caso de no resultar reelegido, Donald Trump no puede no aceptar los resultados y aferrarse al poder, puesto que sería anticonstitucional, así lo informó Jonathan Turley, profesor de derecho constitucional en la Universidad George Washington y analista legal de CBS News.

"No depende del presidente Trump, y el país no tiene que convencerlo de que ha perdido. El Servicio Secreto en el Día de la Inauguración está bajo la dirección del nuevo presidente. Tras el juramento de su sucesor, el presidente Trump se convierte en un invitado en la Casa Blanca. Si se queda, se convierte en un invitado no deseado. Si se niega a irse, se convierte en un invitado arrestado”, expresó Turley.

Aunque claro, en caso que la diferencia entre el demócrata y el republicano fuera mínima, Trump cuenta con el derecho de exigir un recuento de votos y llevar el fallo a la Corte Suprema. “El Presidente (y cualquier campaña presidencial) puede cuestionar el resultado en un estado dado, aunque existen restricciones de tiempo rígidas. Las solicitudes de recuentos están permitidas en 43 estados, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales”, finalizó Jonathan Turley.