MLB

Whitey Ford, leyenda de los Yankees, muere a sus 91 años

La marca de la mayor cantidad de victorias en la historia de los Yankees (236) corresponde a Ford, además de condecorarse como campeón de Serie Mundial en seis ediciones.

Estados Unidos
0
Whitey Ford
Jim McIsaac AFP

Whitey Ford, máximo ganador en la historia de los Yankees e integrante del Salón de la Fama, murió a sus 91 años la noche del jueves en su hogar de Lake Success, Long Island.

De acuerdo con varios reportes, Ford, cuyo ídolo como pelotero juvenil fue Joe DiMaggio, padeció de demncia al final de su vida.

El éxito de los Yankees durante los años cincuenta y sesenta se debe en gran medida, por su labor en el montículo, a Ford, quien terminó con 236 victorias en su carrera, además de un trofeo Cy-Young (1961).

Neoyorquino de nacimiento, y forjado en el asfalto de Queens, Ford hizo más que colgar su nombre y su número (16) entre el paseo de los inmortales del Yankee Stadium, en Monument Park (1 de agosto de 1987). Su creatividad lo llevó experimentar con las esféricas. Utilizó saliva y tierra, una mezcla de aceite de bebé, trementina y resina, además de emplear un anillo, para producir un efecto cortante inesperado en el lanzamiento que recibió el nombre de ‘mudball’, recordó Richard Goldstein, de The New York Times.

“La organización de los New York Yankees está de luto por el fallecimiento de la leyenda y Miembro del Salón de la Fama, Whitey Ford. Whitey pasó toda su carrera como Yankee. Seis veces campeón de Serie Mundial y 10 veces All Star, The Chairman of the Board fue uno de los mejores zurdos en la loma. Será siempre recordado”, escribió la novena del Bronx en un comunicado.

“Hoy, todas las Grandes Ligas lamentan la pérdida de Whitey Ford, un nativo de New York City que se convirtió en leyenda de su equipo local. Whitey se ganó su estado como as en uno de los equipos más memorables en la rica historia de nuestro deporte”, señaló el comisionado Rob Manfred, de acuerdo con Lindsey Adler, de The Athletic.

Imbateable en Serie Mundial

Uno de sus récords aún sin ser emulados es en el Clásico de Otoño. Ford logró 33.2 episodios consecutivos en el centro del diamante sin permitir carrera. De esos capítulos en blanco, 14 ocurrieron durante la Serie Mundial de 1961 ante Cincinnati Reds, en la que se fue con dos victorias, siete ponches, permitiendo solo seis imparables y una base por bolas. Esa edición, Ford recibió el nombramiento al MVP.

Es por ello, por sus actuaciones en Serie Mundial, que se le llamó el Presidente de la Junta. Con un estilo metódico a la hora de soltar el envío rumbo a la goma, en 11 Clásicos de Otoño Ford logró marca de 10-8 y una efectividad de 2.71.