NFL

Buccaneers pierden a O.J. Howard por el resto del año

El tight end titular de Tampa Bay sufrió una lesión en el tendón de Aquiles en el triunfo del domingo ante Chargers.

O.J. Howard con los Buccaneers
Jason Behnken AP

Los Tampa Bay Buccaneers iniciaron la campaña 2020 con uno de los arsenales más envidiables de toda la NFL. Sin embargo, Tom Brady, el coach Bruce Arians y compañía tendrán que navegar el resto del calendario sin uno de sus blancos más confiables.

El equipo anunció el martes que el tight end O.J. Howard sufrió una ruptura del tendón de Aquiles en el triunfo del domingo ante los Chargers y estará fuera el resto de la temporada, la más reciente baja en un equipo que ha sido golpeado fuertemente por las lesiones.

Howard, quien en tres temporadas como profesional pasó problemas para alcanzar las expectativas que vienen con ser una selección de primera ronda, no es ajeno a la lista de lesionados. Nunca ha jugado más de 14 partidos en una campaña y en 2018 fue limitado a apenas 10 apariciones.

La temporada 2020 de Howard fue todavía más corta y resulta incluso más sensible considerando que el egresado de Alabama se perfilaba para gozar su mejor campaña como profesional. Howard, quien nunca ha tenido más de 34 recepciones o 565 yardas, ya tenía 11 recepciones en cuatro partidos y 146 yardas, además de ganarse la confianza de Brady en un ataque repleto de opciones.

Howard era tercero en el equipo con 19 balones en su dirección, sólo detrás de Mike Evans y Scott Miller. Además, el tight end era segundo en recepciones de touchdown de Tampa Bay con dos y había mejorado constantemente su producción con cada encuentro del calendario.

Por fortuna para la ofensiva de los Bucs, aún cuentan con Cameron Brate y el veterano Rob Gronkowski en la posición, sin embargo ninguno de ellos cuenta con las habilidades de bloqueo de Howard y en cuestiones ofensivas ambos se combinan apenas para 10 recepciones y 93 yardas con una anotación.

La de Howard es una baja sensible, pero Tampa Bay ya demostró el domingo que tiene capacidad de adaptación al vencer a los Chargers pese a las ausencias del running back Leonard Fournette y el wide receiver Chris Godwin. Su próxima prueba podría ser todavía más difícil.

Los Bucs operan en semana corta considerando que su próximo compromiso es el jueves ante Chicago, y lunes y martes entrenaron sin Evans (tobillo), Godwin (corva), Miller (cadera) ni Justin Watson (pecho), es decir sus cuatro mejores receptores, aunque aún es prematuro cuántos de ellos podrían perderse el duelo ante los Bears. La disponibilidad de Fournette (tobillo) se definirá el día del encuentro.