NFL

Raiders investigan violación de protocolos de seguridad por parte de sus jugadores

En medio del brote de coronavirus en los Titans, se reportó que múltiples miembros de los Raiders asistieron a un evento y no usaron máscaras de protección.

Jugadores de los Raiders
Adam Glanzman AFP

Mientras todos los ojos de la NFL se han posado en el Nissan Stadium tras la revelación de ocho casos de coronavirus en los Titans, los Raiders también se han puesto en alerta tras la violación de los protocolos de seguridad de la liga por parte de miembros de la organización.

De acuerdo con un reporte del Las Vegas Review-Journal, durante una recaudación de fondos celebrada este lunes en un recinto cerrado para una fundación del ala cerrada Darren Waller, múltiples jugadores de los Raiders fueron captados sin una máscara de protección.

"Obviamente nos hacemos responsables de esto. No nos gusta ver esto. No sé si el uso de la máscara se ha grabado en nuestra memoria. La organización se lo toma con mucha seriedad", indicó Mark Davis, dueño del club, para el periódico.

La situación se complica aún más pues se indicó que al evento asistieron más de 100 individuos, sobrepasando el límite permitido por las autoridades de Nevada. Ante esto, la ciudad de Henderson multaron al Club Campestre DragonRidge por dos mil dólares al violar los reglas por COVID-19.

Los presuntos infractores

Asimismo, se detalló que al menos siete jugadores fueron vistos sin la máscara. Estos son: Derek Carr, Jason Witten, Zay Jones, Hunter Renfrow Nathan Peterman y Foster Moreau. Se agregó que Waller sí usó la protección facial.

De acuerdo con las medidas implementadas por la NFL para esta campaña, los jugadores que asistan a clubes, bares o fiestas donde haya más de 10 personas y no usen una máscara, podrían ser sujetos a una suspensión.

Y los problemas se le aglomeran a los Raiders. Al término de la semana 2 el coach Jon Gruden fue penalizado con 100 mil dólares (la organización con 250 mil más) por no usar una mascarilla durante el duelo contra los Saints.

Lo anterior se suma a la investigación que pende sobre Las Vegas por presuntamente tener personal no autorizado dentro de su vestidor en el partido donde recibieron a New Orleans en el Allegiant Stadium.