LOS ANGELES ANGELS

Shohei Ohtani pretende continuar como lanzador y bateador en MLB

Ohtani se despidió de los montículos el 2 de agosto en una salida de 1.2 entradas ante Houston por un desgarro en el codo. En 2019 se ausentó como lanzador tras someterse a la cirugía Tommy John.

Shohei Ohtani
Harry How AFP

Producido en el baseball nipón, la emoción que generó la llegada de Shohei Ohtani a las Mayores desató comparativos hiperbólicos con Babe Ruth. Tres temporadas después de su debut en Estados Unidos, el pelotero de Los Angeles Angels se encuentra parado sobre una piedra distinta. Replanteando su futuro, sigue decidido a pasar por el mismo camino.

Después de una cirugía Tommy John que lo mantuvo inactivo en los montículos por toda la campaña 2019, Ohtani entró a la campaña reducida aún en rehabilitación. La misma pandemia alteró su proceso de sanación, reportó , de MLB.com.

Este año, con Joe Maddon dirigiendo la caseta, los Angels utilizaron al japonés como lanzador en dos ocasiones. La primera de ellas fue en el tercer juego de la temporada. Ohtani salió al montículo y los Athletics lo recibieron con el sonido de la madera. Maddon lo retiró del partido antes de que Ohtani pudiera sacar un out. Recibió cinco imparables, regaló tres boletos y le anotaron cinco carreras.

En su segundo intento por regresar de lleno al montículo Ohtani sufrió nuevamente. El 2 de agosto, enfrentando a Houston Astros, sufrió un desgarro en el codo que lo alejó del centro del diamante por el resto del año. Tras 1.2 innings, en los que permitió dos carreras al regalar cinco boletos y ponchar a tres bateadores, se acabó la temporada en el centro del diamante para él.

El resto de la temporada, por 44 partidos, Ohtani se dedicó a trabajar con la madera. Conectó siete cuadrangulares e impulsó 24 carreras, pero su promedio de bateo cayó a .190. “Obviamente los números muestran que no tuve un gran año. Estoy totalmente consciente de ello. Y encontré muchas cosas en las que necesito trabajar esta temporada baja. Es un poco de lo mismo todos los años, pero este será un tanto distinto”, contó para Bollinger a través de Ippei Mizuhara, su intérprete.

Volver a los montículos

“Me siento de la misma manera con ser un jugador de dos vías como lo hice en el pasado. Simplemente necesito poder volver a lanzar sin preocupaciones o retrasos, y una vez que llegue a ese punto, creo que todo caerá en su lugar”, agregó.

Ohtani lazó durante 2018 en 10 aperturas para los Angels. En 51.2 episodios en la loma las cosas resultaron diferentes para él. Se fue con decisión en seis duelos (4-2) y mantuvo su efectividad en 3.31, sumando 63 ponches.

Este año su efectividad cayó a 37.8 en 1.2 entradas. Solo tuvo ocho ponches en total y permitió siete carreras.

Billy Eppler, fuera de Anaheim

Dejando de lado el año de Ohtani, los Angels volvieron a fallar. El equipo se quedó sin postemporada, siendo en 2014 el último año en el que jugaron en octubre. La Serie Divisional de aquel año contra los Royals es el único recuerdo de Mike Trout en playoffs desde que llegó a las Mayores en 2011.

Billy Eppler llegó en 2015 para encargarse de que eso cambiara. Mike Scioscia, Brad Asmus y ahora Joe Maddon han sido los entrenadores que sirvieron durante su lustro en el Angels Stadium. Con ninguno logró marca ganadora.

Esta temporada baja, el equipo de Arte Moreno vio mejores episodios en su historia. La contratación de Anthony Rendón fue la corona de la casa de cara a la temporada 2020. Tampoco fue suficiente.

"La organización de los Angels quisiera agradecer a Billy por su dedicación y su ética de trabajo por los últimos cinco años. Le deseamos solo lo mejor a él y a su familia", dedicó John Carpino, presidente del club en un comunicado.