MLB

Albert Pujols: Es un honor estar en el mismo sitio que Willie Mays

Después de batear el cuadrangular 559 el 4 de agosto, Mays se dirigió al dominicano vía mensaje de texto: "“Es tu oportunidad. Ve por él”, lo alentó.

Albert Pujols
David Zalubowski AP

Octava entrada y corredor en la primera base, Albert Pujols encendió el tercer lanzamiento en su cuenta durante el enfrentamiendo del domingo ante los Rockies para empatar a Willie Mays en el quinto lugar de cuadrangulares de todos los tiempos.

Después de 19 años en las Mayores, y mes y medio de una temporada atípica, el dominicano llegó a 660 cuadrangulares. Con la humildad que le caracteriza, Pujols prefirió hablar sobre lo que significa para él la figura de Mays: “Leyenda. Es algo con lo que sueñas. Poder tener mi nombre en la misma oración que Willie Mays es increíble. Estoy realmente honrado”, dijo el bateador designado y primera base de Los Angeles Angels, de acuerdo con ESPN.

Willie Mays, uno de los primeros peloteros negros en Grandes Ligas, dejó un legado escrito con letras mayúsculas e indelebles. Dos veces MVP, un anillo de Serie Mundial (1954), una docena de Guantes de Oro y 24 selecciones al All-Star Game, el expatrullero de los Giants se consagró como una de las máximas figuras del baseball.

Saludos a la medida, risas incontrolables y organizadas bromas son parte del característico compañerismo en el baseball. Y como parte de la hermandad del dugout, las victorias personales se traducen en algarabía colectiva. “Todos sabían lo que estaba en juego. Todos tenían conocimiento de lo que sucedía. Fue casi como una reacción de dejar en el terreno al rival cuando hizo contacto con la pelota. Todos estaban emocionados por él”, señaló el estratega Joe Maddon.

Más de una semana después de su cuadrangular 559, los Angels, como parte del itinerario especial en la temporada 2020, visitaron a San Francisco Giants. Antes de presentarse al terreno de juego para dicha serie, Mays envió un mensaje de texto a Pujols. “Es tu tiempo ahora. Ve por él”, escribió el integrante del Salón de la Fama, de acuerdo con Fabian Ardaya, de The Athletic.

La sequía

Para llegar a la gloria no todo camino está labrado con superficie lisa y recta. Para Pujols, precisamente, tomó seis semanas llegar a la nueva marca. El último cuadrangular, el 559, ocurrió el 4 de agosto contra Seattle Mariners. Desde entonces, el originario de Santo Domingo pasó 22 partidos sin cuadrangular, aunque mantuvo promedio de .266, en contraste con el .235 que media en la campaña.

No se trataba de falta de poder, recordó Pujols, sino de disciplina en el plato. “Si hubiera tenido que pensar en ello, habría bateado un montón de rodados y me hubiese pinchado. Solo estoy intentando tener un buen swing con la pelota. Sabía que pasaría. Solo era cuestión de tiempo", comentó el futuro integrante de Cooperstown para Orange County Register.