NFL

Cowboys pierden a Leighton Vander Esch y Blake Jarwin por lesiones

La derrota de los Cowboys en Los Ángeles resultó muy costosa; además de generar dudas en torno a Mike McMarthy, dejó al coach sin dos titulares del equipo.

Blake Jarwin y Leighton Vander Esch

La derrota de los Cowboys en la nueva casa de los Rams fue demasiado costosa. Además de empezar la gestión de Mike McCarthy con un descalabro, el coach ha perdido a un par de elementos titulares de la ofensiva y defensiva.

En primera instancia, Dallas no podrá contar con el linebacker de tercer año Leighton Vander Esch. De acuerdo con Ian Rapoport, de NFL Network, tras una revisión al defensivo, se determinó que sufrió una fractura de clavícula durante el duelo en Los Ángeles. Ante esto, el linebacker de 24 años será intervenido quirúrgicamente y tomará entre seis y ocho semanas para regresar. Con esta pérdida, los Cowboys solo cuenta con Joe Thomas en la posición de linebacker medio.

En primera instancia, Vander Esch lucía como el reemplazo perfecto de Sean Lee (propenso a las lesiones). No obstante, en la campaña 2019 solo vio acción en nueve partidos debido a una lesión en el cuello, aunado a la fractura que ahora enfrenta.

En tres campañas como profesional, el egresado de Boise State registra 207 tacleadas combinadas (139 totales y 68 asistencias), además de 0.5 sacks, dos intercepciones y un fumble forzado.

También hay bajas al ataque

Por otra parte, Stephen Jones, vicepresidente de los Cowboys, informó que el ala cerrada Blake Jarwin sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior y causará baja para la campaña; el diagnóstico se dio tras una resonancia magnética y requiere una operación en la rodilla.

Jarwin era el TE 1 de los Cowboys tras la partida del veterano Jason Witten, quien dejó Dallas para unirse al arsenal de los Raiders. Los tight ends que se repartirán la carga de trabajo tras la noticia serán Dalton Schultz, Blake Bell y Sean McKeon.

Jarwin, quien llegó a la NFL como agente libre no reclutado en 2017, registra 58 recepciones para 672 yardas (11.6 yardas por atrapada) y seis anotaciones.