NFL 2020

Rob Gronkowski, candidato a Regreso del Año

El tight end no solo le da a Tom Brady un objetivo familiar y confiable, sino que elevará el nivel de O.J. Howard y Cameron Brate.

Rob Gronkowski, candidato a Regreso del Año
Douglas P. DeFelice Getty Images

Cuando la versión 2020 de la ofensiva de los Buccaneers salte al campo, obviamente las cámaras seguirán cada movimiento de Tom Brady. Pero hay otra cara nueva en Tampa que rápidamente podría quitarle los reflectores a su amigo.

En cuanto se hizo oficial la firma de Brady con los Buccaneers, Rob Gronkowski informó a los Patriots que planeaba regresar del retiro y pidió ser reinstalado. Su antiguo equipo comenzó a negociar; el 22 de abril Tampa Bay obtuvo al tight end y New England recibió a cambio una selección de cuarta ronda en el Draft 2020.

En su año sabático, “Gronk” hizo de todo un poco, incluido su debut en la lucha libre de la WWE (SmackDown y WrestleMania 36) y como analista de NFL para la cadena Fox.

Fue la liberación tras nueve años bajo el régimen militarizado de Bill Belichick en New England.

“No estaba en un buen lugar. El football me estaba deprimiendo y no me gustaba. Estaba perdiendo esa alegría de la vida”, dijo Gronkowski al momento de su retiro. “Podría jugar ahora mismo si quisiera. Me siento bien. Físicamente, podría hacerlo. Mentalmente, no”.

Hace un par de semanas, el coach de los Bucs, Bruce Arians, dijo que el calor de Tampa estaba afectando al tight end, pero “Gronk” se adaptó rápido.

“Jugué en la NFL durante nueve años. Simplemente volvió. Espero que así sea en el juego. Me voy a preparar lo mejor que pueda y, con suerte, justo cuando salga, será como cualquier otro partido”, dijo Gronkowski, con la mira puesta en el juego de la Semana 1 en New Orleans, el domingo 13 de septiembre.

Con su regreso, el nombre de Rob Gronkowski se reescribirá en el libro de récords de la NFL.

Necesita 139 yardas para convertirse en el cuarto tight end con 8,000 en sus primeras 10 temporadas en la NFL, uniéndose a Jason Witten (8,948 yardas), Tony González (8,710) y Antonio Gates (8,321).

También busca ser el primer tight end de la historia con cinco temporadas de 1,000 yardas y el quinto con 10,000 en su carrera (necesita 976 en 2020).

Con otras nueve recepciones de touchdown se convertirá en el tercer tight end de la NFL con 100 anotaciones, incluidos Playoffs.

Y con cuatro juegos más de 100 yardas, Gronkowski superará a Tony González (31) y ocupará el primer lugar de todos los tiempos.

Rob es uno de los mejores tight ends en la historia de la NFL y juega con el tipo de pasión y deseo que lo separa del resto”, dijo el gerente general de los Buccaneers, Jason Licht.

La presencia de Gronkowski no solo le da a Brady un objetivo familiar y confiable, sino que elevará el nivel de los otros tight ends en el roster de Tampa Bay: O.J. Howard y Cameron Brate.

El coach Arians planea usar mucho personal “12” (un corredor, dos tight ends), algo que Brady seguramente extraña desde la época de “Gronk” y Aaron Hernandez en New England.

Así que Gronkowski no sólo ayudará en el juego aéreo.

“Es un tipo grande, muy grande. Puede atraparte bastante rápido. Con su tamaño, lo pones a él y a O.J. [Howard] y tienes a dos bloqueadores bastante poderosos juntos. Es algo que le encanta hacer”, dijo Arians.

“Si me preparo al máximo, puedo salir y estar seguro de que voy a entrar al juego sabiendo lo que tengo que hacer y sabiendo que estoy preparado de la mejor manera posible”, aseguró Gronkowski. “Probablemente será diferente, obviamente, porque no habrá fanáticos y será mi primer juego después de un año sin jugar”.

Como sea, será divertido verlo nuevamente en el campo.