CAROLINA PANTHERS

Matt Rhule confía en la fuerza del brazo de Teddy Bridgewater

A pesar de que Bridgewater se desempeña mejor en pases de ruta corta o cercanos a la bolsa de protección, Rhule considera que tiene lo necesario soltar el brazo a sus receptores.

Teddy Bridgewater
Butch Dill AP Photo

En Charlotte, no han dudado si el contrato de tres años y 63 millones de dólares para Teddy Bridgewater es el correcto. Al deshacerse de Cam Newton en la temporada baja, el egresado de Louisville se convirtió en una opción fiable para el equipo. Ha tenido tiempo para estudiar mientras su físico se lo imposibilitó y aprendió durante dos años del quarterback con la mayor cantidad de yardas y pases de anotación en la NFL, Drew Brees. Conoce, a su vez, la división. Y aunque Bridgewater no se mide en el mismo grupo que Deshaun Watson o Patrick Mahomes para el juego vertical, su entrenador en jefe destacó que sí tiene un brazo potente.

“Realmente no escucho ese tipo de cosas. Teddy es para nosotros exactamente lo que queremos”, expresó Matt Rhule en conferencia virtual. “Ciertamente tiene la fuera en el brazo para hacerlo. Pero creo que ha hecho lo que se le ha pedido”, señaló Rhule, según Myles Simmons.

Bridgewater obtuvo un promedio apenas superior a las siete yardas por cada vez que intentó un pase durante 2019 con New Orleans Saints. Su promedio de yardas por encuentro apenas superó las 150. Después de su segunda apertura, Bridgewater tiró más de 30 pases en sus siguientes comienzos. La confianza que le brindó Sean Payton también lo llevó a ejecutar con mayor frecuencia los pases largos.

Según métricas de Pro Football Focus, el quarterback tuvo un buen año en lo que respecta a pases largos, contemplados como cualquier envío de 20 o más yardas. Finalizó con 46.7% de lanzamientos completos en ese rango, un promedio de 15.7 yardas y 75.7 puntos en rating de pasador. En los primeros dos departamentos, incluso, se desempeñó mejor que Dak Prescott (46.1%, 15.2) y Watson (44.6%, 15.1).

El papel de Teddy con sus receptores

Pero el fuerte de Bridgewater es antes de esas 20 yardas, en aquellas rutas en la zona media o en pases rápidos y cercanos a la bolsa de protección. Por ello, es posible que las conexiones de Bridgewater sean más comunes con el corredor Christian McCaffrey quien la temporada anterior tuvo 116 recepciones para mil yardas con Kyle Allen como su quarterback.

Aunque Rhule considera que por su cuerpo de receptores, los aficionados de los Panthers no verán como algo poco usual que Bridgewater lance profundo.

“Creo que una de las mejores cosas que es una de las fortalezas de nuestro equipo es que Robby Anderson es una amenaza en trayectoria larga. Curtis Samuel es una amenaza en trayectoria larga. DJ Moore es una amenaza en trayectoria larga”, indicó el dirigente novato. “Así que sentimos que tenemos el poder de estar en ventaja para tirar pases largos y sabemos que Teddy puede hacerlo”.