CORONAVIRUS | RACISMO

Mujer es captada tosiendo intencionadamente a un niño de un año en San José

El Departamento de Policía de San Jose, California, solicita ayuda para identificar a una mujer que tosió intencionadamente a un niño hispano de un año.

Mujer es captada tosiendo intencionadamente a un niño de un año en San José
Captura Redes Sociales

Pese a las decenas de protestas que se han desatado en toda la Unión Americana en torno al asesinato de George Floyd, todo parece indicar que el racismo está lejos de llegar a su fin en el país de las barras y las estrellas, pues el pasado fin de semana Mora, una joven madre hispana, fue víctima de un acto meramente racista, el cual, expuso la salud de su pequeño hijo de un año.

Todo sucedió en una sucursal de Yogurtland en San Jose, California. Mora se encontraba en el lugar en compañía de su abuela y su hijo de un año, quienes únicamente buscaban comprar un par de helados. Sin embargo, lo que al principio parecía ser un agradable fin de semana, terminó por dar un giro completamente inesperado.

Y es que, mientras Mora se encontraba en la fila para pedir su orden; una mujer adulta, que se encontraba frente a ella, procedió a quitarse su cubrebocas para toser directamente en la cara del menor de un año.

El momento quedó captado en vídeo gracias a las cámaras de seguridad del establecimiento, por lo que ahora el Departamento de Policía de San Jose solicita la ayuda de la comunidad para identificar a la agresora, pues hay que tener en cuenta que el brote de coronavirus aún continúa latente en la Unión Americana.

Madre del bebé asegura que fue un acto racista

Horas después de que el vídeo se volvió viral, ABC News contactó a la madre del bebé para que ésta contara su versión de los hechos, fue entonces cuando reveló que la mujer tosió en la cara de su hijo como un acto meramente racista, pues de acuerdo a ella, la mujer se molestó cuando escuchó que Mora y su abuela comenzaron a hablar en español.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue el momento en el que Mora y su hijo se “acercaron demasiado” a ella, lo que terminó por desatar su furia. “Creo que esta mujer puede ser racista porque la familia que tiene delante es blanca. Mi abuela y yo somos hispanos y ella comenzó a contar mi distancia y a acosarnos a mí y a mi hijo una vez que comencé a hablar español con mi abuela", señaló la mujer. Hasta el momento, la identidad de la agresora sigue sin ser identificada.