BUFFALO BILLS

Josh Allen llama a Stefon Diggs y otros de Bills a entrenar en Miami

Tras entrenar con Kyle Allen y Sam Darnold en California, Allen pasó a Miami para reunirse con sus compañeros, incluido Stefon Diggs, a prácticas extraoficiales.

Josh Allen
Adrian Kraus Associated Press

Josh Allen entrará a su tercer año como mariscal de campo y, después de llevar a los Bills a su segundo partido de playoffs en los últimos 20 años, se espera que lo haga con mejores resultados dado el contexto que vive su división: los Patriots por primera vez sin Brady desde que lo reclutaron, los Jets en vías de encontrar su identidad como colectivo y los Dolphins con el dilema de iniciar a su mariscal de campo novato o usar al veterano hasta que el primerizo esté listo.

De cualquier forma, no hay tiempo que perder. Por ello, Allen ha estado enfocado en mejorar la comunicación con sus compañeros fuera y dentro del emparrillado. El egresado de Wyoming estuvo en California para entrenar con los nuevos integrantes de su equipo, el corredor Zack Moss (Utah) y el receptor abierto Isaiah Hodgins (Oregon State), además de practicar con sus homónimos Sam Darnold (Jets) y Kylle Allen (Redskins).

Posterior a su estancia en la costa Oeste, Allen se pasó a Florida, donde siguió sus ejercicios con cerca de 20 jugadores; entre ellos Stefon Diggs, quien en sus dos campañas anteriores acumuló más de 1,000 yardas con los Vikings y ahora pretende ser el aditamento estelar en la ofensiva de Buffalo.

“Mentalmente estamos generando el sentimiento de que el football está aquí, estamos de vuelta al campamento, a los OTAs, estamos entre nosotros. No nos preocupamos por nada más que esté pasando en el mundo ahora mismo, estamos en el campo el uno con el otro, enfocándonos en nuestro objetivo, el cual es mejorar”, señaló el pasador a Albert Breer, donde reveló que Tony Romo ha estado brindándole consejos sobre cómo mejorar su mecánica.

Esperando la llegada de la temporada

El único objetivo en mente para Allen es llegar preparado al encuentro contra New York Jets en Buffalo el 13 de septiembre, si no hay retrasos, pues la pandemia ya pasó a segundo término para él.

"No puedo esperar para [jugar] el football. El 11 contra 11, eso por sí solo es lo que más deseo, estar en el campo con mis muchachos. No diría que avergonzando, pero intentando imponer nuestra voluntad y demostrar qué tanto hemos trabado”, señaló sobre los sacrificios de los Bills en tiempos de pandemia.