NFL

Drew Brees entra en modo de control de daños

El quarterback de los Saints reconoce su error al tocar el sensible tema de las protestas por igualdad racial.

Drew Brees
Chris Graythen Getty Images

Drew Brees solía ser miembro de ese selecto grupo de jugadores que gozaban de un respeto universal. Solía.

Un día después de sus controversiales declaraciones, en donde señaló que nunca estaría de acuerdo con que se le faltara el respeto a la bandera de Estados Unidos —en respuesta directa a su postura sobre las protestas de Colin Kaepernick en 2016—, el pasador de los New Orleans Saints ingresó el jueves a modo de control de daños, emitiendo un comunicado en el que se disculpa por sus comentarios y aclara su posición al respecto.

Ver esta publicación en Instagram

I would like to apologize to my friends, teammates, the City of New Orleans, the black community, NFL community and anyone I hurt with my comments yesterday. In speaking with some of you, it breaks my heart to know the pain I have caused. In an attempt to talk about respect, unity, and solidarity centered around the American flag and the national anthem, I made comments that were insensitive and completely missed the mark on the issues we are facing right now as a country. They lacked awareness and any type of compassion or empathy. Instead, those words have become divisive and hurtful and have misled people into believing that somehow I am an enemy. This could not be further from the truth, and is not an accurate reflection of my heart or my character. This is where I stand: I stand with the black community in the fight against systemic racial injustice and police brutality and support the creation of real policy change that will make a difference. I condemn the years of oppression that have taken place throughout our black communities and still exists today. I acknowledge that we as Americans, including myself, have not done enough to fight for that equality or to truly understand the struggles and plight of the black community. I recognize that I am part of the solution and can be a leader for the black community in this movement. I will never know what it’s like to be a black man or raise black children in America but I will work every day to put myself in those shoes and fight for what is right. I have ALWAYS been an ally, never an enemy. I am sick about the way my comments were perceived yesterday, but I take full responsibility and accountability. I recognize that I should do less talking and more listening...and when the black community is talking about their pain, we all need to listen. For that, I am very sorry and I ask your forgiveness.

Una publicación compartida de Drew Brees (@drewbrees) el

“Hice comentarios que fueron insensibles y estuvieron completamente fuera de lugar sobre los asuntos que enfrentamos en este momento como país”, escribió en sus distintas plataformas de redes sociales. “Carecieron de consciencia y de cualquier tipo de compasión o empatía. En su lugar, esas palabras se han vuelto divisivas y ofensivas y han engañado a las personas a creer que, de alguna manera, yo soy el enemigo. No hay nada más lejos de la verdad y no es un reflejo preciso de mi corazón o mi carácter”.

Las palabras de Brees reflejan un claro remordimiento.

Tal vez en verdad le preocupa la situación que vive el país y que ha sufrido la comunidad de raza negra durante siglos de desigualdad. O tal vez, lo que le preocupa en realidad, sea la imagen que proyectó y que amenaza con poner en entredicho su rendimiento deportivo y su legado.

Después de todo, sus declaraciones del día anterior resonaron con fuerza y dolor en todos los rincones de la liga, generando fuertes reacciones incluso entre jugadores con los que comparte el vestidor y son parte fundamental de las enormes aspiraciones de los Saints como Michael Thomas, Alvin Kamara y Emmanuel Sanders.

Al afirmar que le “parte el corazón saber el daño que he causado”, Brees fue más allá y enumeró su postura sobre la desigualdad racial.

Estoy del lado de la comunidad negra en la lucha contra la injusticia racial sistémica y la brutalidad policiaca y apoyo la creación de un cambio político verdadero que haga la diferencia”, dijo.

Al condenar los “años de opresión que han ocurrido en nuestras comunidades negras y que persisten hoy en día”, Brees reconoció que “como estadounidenses, incluyéndome, no hemos hecho lo suficientes por luchar por esa igualdad o entender verdaderamente los apuros y la complicada situación de la comunidad negra”.

El comunicado hace todo lo posible por proyecta a Brees como una persona empática y realmente arrepentido, de sus palabras o de la reacción que generaron. Pero son apenas el primero de una serie de pasos que el veterano jugador deberá dar para demostrar que no son sólo palabras. Reconocido a lo largo de su carrera tanto por su altruismo como por sus espectaculares números, ahora Brees tendrá que respaldar sus declaraciones con acciones.

Por un lado, el comunicado del jueves ya tuvo un efecto positivo en al menos uno de sus compañeros.

“Creo que fue una verdadera muestra de liderazgo”, dijo el linebacker de los Saints Demario Davis. “El que haya dicho que fue insensible y que comenzará a escuchar y aprender de la comunidad negra, creo que es un modelo para todo Estados Unidos. Que haya reconocido que se equivocó y que puede y lo hará mejor. Creo que esa es la mejor expresión de liderazgo”.