NFL

Pete Carroll: Le debemos mucho a Colin Kaepernick

El head coach de los Seattle Seahawks reconoció el trabajo social que comenzó el exquarterback durante 2016, su último año con los San Francisco 49ers.

Colin Kaepernick en partido contra Seahawks

En medio de las protestas para exigir justicia por la muerte de George Floyd a manos de policías de Minneapolis, el nombre de Colin Kaepernick ha tomado preponderancia de nueva cuenta. Y Pete Carroll destacó el trabajo que realizó el otrora pasador durante 2016, cuando protestó durante la entonación del himno nacional a lo largo de la campaña de dicho año.

A través del podcast Flying Coach, de la plataforma The Ringer, el entrenador de los Seahawks recalcó el valor de Kaepernick para manifestarse aunque eso implicó que su carrera en la NFL terminó. Agregó que la liga le debe mucho al exquarterback por sus acciones.

"Creo que hubo un momento que un joven capturó. Defendió algo, puso su rodilla en el suelo, pero se levantó por algo en lo que creía y qué momento tan extraordinario fue cuando aceptó las consecuencias. Pero lo que pasó durante el proceso fue que la gente se preocupó en quitarle relevancia a la protesta, lo tiraron, lo jalaron y lo destruyeron.

"Toda la misión de su cruzada sigue siendo el tema hoy. No estamos protegiendo a nuestra gente. No nos cuidamos unos a otros. No hacemos las decisiones correctas. No seguimos el proceso adecuado para dar justicia cuando las acciones se realizan. Creo que fue un gran sacrificio para un chico joven, pero esos son momentos de coraje que solo unos hacen.

"Y le debemos mucho a él", aseguró Carroll.

Las palabras de Carroll se dieron antes de que Drew Brees asegurara que no estuvo ni está de acuerdo con la protesta de Kaepernick, pues la calificó como una falta de respeto a los símbolos patrios.

También recibe apoyo de la NBA

En el mismo podcast el actual coach de los Warriors y exjugador profesional Steve Kerr aseguró que la situación actual en Estados Unidos es complicada porque Kaepernick las evidenció en 2016 y no pudo concretar un cambio tangible en la sociedad.

"Para mí es muy difícil mirar lo que pasa en este momento con la violencia y las protestas, y no mirar cuatro años en el pasado para decir, 'Miren, este chico [Kaepernick] estaba protestando pacíficamente y nada pasó'. Los asesinatos siguieron y nada cambió, e incluso lo pusieron en ridículo. Es algo muy difícil de pensar", explicó Kerr.