Coronavirus

Trump asegura que China pudo parar el coronavirus si "hubiera querido"

Durante su conferencia de prensa diaria, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió contra China y lo culpó de la propagación del coronavirus.

Trump asegura que China pudo parar el coronavirus si "hubiera querido"

Estados Unidos es uno de los países que más ha sido afectado debido a la pandemia de coronavirus que ha puesto en crisis al mundo. Por su parte, Donald Trump continúa con la insistencia de culpar a China por la propagación del patógeno al resto de mundo, incluso tomó medidas fuertes contra la Organización Mundial de la Salud al retirarle los fondos en lo que estudia si su papel ha sido el adecuado ante la crisis sanitaria y la ha acusas de ser una "marioneta" del país asiático.

En entrevista para el programa de televisión Full Measure, Trump dijo que el COVID-19 pudo haberse quedado en China, pero ellos mismos provocaron "algo terrible" al esparcir el patógeno por el resto del mundo. "Ahora es algo terrible y podría haberlo parado si hubieran querido. Podrían haberla parado. Sea por incompetencia o porque no quisieron, en cualquier caso es inaceptable".

El mandatario estadounidense añadió que debemos recordar que el virus vino de China y resaltó que las afectaciones al país asiático no han sido tan importantes como en muchas naciones del resto del mundo.

"Ha llegado a todo el mundo, pero no ha afectado mucho a China. Pararon la llegada de aviones hacia China, pero no pararon la salida de sus aviones y el tráfico hacia el resto del mundo, incluido Estados Unidos y Europa. Y Europa está diezmada. Y mira lo que ha pasado en todo el mundo, 186 países", dijo.

Trump adula la actuación de su gobierno frente al coronavirus

Durante la entrevista, Sharyl Attkisson, cuestiono al presidente sobre su primera impresión al enterarse de que el virus podría matar a millones de personas, a lo que las respuesta inmedianta del mandatario fue resaltar las acciones de su gobierno.

"Me hablaron de millones de personas y habrían sido millones de personas si no hubiéramos cerrado el país (...) Impuse la prohibición y nadie creyó que lo haría, literalmente nadie. Tomé la decisión por mí mismo y ha resultado una decisión estupenda. Se han salvado cientos de miles de vidas", dijo el presidente.