CORONAVIRUS EN HONDURAS

Coronavirus: qué es el catracho, método con el que Honduras redujo los muertos por Covid-19

En abril, el Gobierno Nacional presagiaba lo peor para el sistema de salud por el coronavirus; pero a pesar del incremento de casos, los decesos han bajado considerablemente.

Coronavirus: qué es el catracho, método con el que Honduras redujo los muertos por Covid-19

Honduras vive el peor momento de contagios durante la pandemia de coronavirus al registrar más de 3,400 infectados, 273 el pasado viernes, pero los hospitales en tierras catrachas comienzan a bajar la cantidad de personas internadas; esto gracias a un tratamiento conocido como ‘made in Honduras’, donde gracias a una combinación de medicamentos han logrado frenar la enfermedad en una etapa temprana y con esto reducir los decesos en el país.

Para finales de abril, la tasa de mortalidad por COVID-19 era del 10 por ciento, por lo que se colocaba como uno de los países más dañados por la crisis sanitaria en Latino América, pero para finales de mayo, cuando más casos se han confirmado, el porcentaje de decesos disminuyó considerablemente hasta el 4.8 por ciento, es decir, el tratamiento que están usando para tratar la enfermedad está funcionando y con esto el no saturar los hospitales del país.

Además de tener una baja del 50 por ciento en el tema de las personas que pierden la vida por culpa de la bacteria que tiene a todos en sus casas, las noticias son buenas, ya que también ha incrementado el tema de los recuperados en Honduras. Para este 23 de mayo, la tasa de ciudadanos que superaron la enfermedad es del 12.5 por ciento, ya que la cuenta está en 436 ciudadanos que superaron de forma satisfactoria la enfermedad.

El ‘Método Catracho’

Miguel Sierra- Hoffman, doctor hondureño, fue el encargado de idear la estrategia para ayudar a que los infectados no necesiten ser internados de emergencia en Honduras. La técnica la ideó en Texas, Estados Unidos y fue basada en el análisis de las personas que murieron en Europa, donde la gran mayoría terminaban en casos de trombosis, hipercoagulación e infecciones inflamatorias.

El nombre elegido fue Catracho, y no, no tiene que ver con que el doctor sea hondureño, sino a un acrónimo que se formó con los medicamentos que se utilizan para tratar la bacteria en una etapa temprana. Los medicamentos son: colchicina, antiinflamatorios, tocilizumab, ivermectina, anticoagulantes y hidroxicloroquina, la cual aún está en fase de estudio por la OMS.

Además de todos los medicamentos antes mencionados, se tiene que seguir aplicando técnicas de administración de oxígeno a alto flujo y pronación, es decir, acostar al paciente boca abajo, esto para evitar infecciones y la necesidad de ser internado para un tratamiento distinto. Actualmente, este tratamiento ya se aplica en tres de los hospitales más importantes de San Pedro Sula y los decesos han bajado considerablemente en la ciudad.