Temas del día Más temas

NFL

Los mejores quarterbacks por equipo: 8-1

En apenas 31 juegos como profesional, “Showtime” Mahomes suma 76 pases de touchdown y 9,412 yardas, una nueva marca en la NFL.

Patrick Mahomes en el Super Bowl LIV
Andy Lyons Getty Images

Llegamos a la parte final de nuestro ranking de los mejores quarterbacks por equipo. La crema de la crema entre los pasadores de la NFL. Los Bradys, los Brees, los Rodgers y, por supuesto, los Mahomes.

Este Top 8 también incluye a otros tres quarterbacks de 26 años o menos que están llamados a ser, junto con “Showtime” Mahomes, los nuevos iconos de la NFL.

8.- DALLAS COWBOYS

Dak Prescott, Andy Dalton, Ben DiNucci, Clayton Thorson

Hay un nombre que está acaparando los titulares esta offseason: Dak Prescott. El joven pasador de los Cowboys se mantiene en negociaciones con el equipo para firmar un contrato multianual, luego de que Jerry Jones, dueño de la franquicia y gerente general, decidió ponerle la etiqueta de Jugador Franquicia.

Prescott quiere un acuerdo por cuatro años y, según reportes, Jones le ofrece uno por cinco campañas. Como sea, cuando ambas partes se pongan de acuerdo, Prescott será uno de los tres pasadores mejor pagados de la NFL. Merecido o no, así es como funciona el mercado de quarterbacks en este liga.

Dak pasó para 4,902 yardas en 2019, lo más alto en su carrera y segundo más alto en la historia de la franquicia, solo detrás de las 4,903 yardas de Tony Romo en 2013. Sus 30 pases de touchdown también fueron una marca personal y solo fue capturado en 23 ocasiones.

Dak Prescott aspira a ser el quarterback mejor pagado de la NFL.

Prescott, 40-24 en cuatro años como titular en Dallas, ha demostrado ser un líder y su presencia desde el arranque del training camp es más importante que nunca, pues con la llegada del coach Mike McCarthy también llega una nueva ofensiva a Frisco.

Cuando decida firmar, Prescott se encontrará con uno de los mejores cuerpos de receptores de la NFL, conformado por Amari Cooper, el novato CeDee Lamb y Michael Gallup.

En un movimiento más inteligente que sorpresivo, Jones firmó hace unos días al veterano Andy Dalton, recién cortado por los Bengals. Que nadie se confunda. Dalton no llega a Dallas para competir con Prescott por la titularidad, pero sí es un paracaídas en caso de que las negociaciones con Dak se atasquen.

En nueve temporadas en Cincinnati y 133 juegos como titular, Dalton terminó con récord de 70-61-2. Con los 16 pases de touchdown en 2019 llegó a 204, con los que superó los 197 de Ken Anderson y ahora ocupa el primer lugar en la historia de la franquicia. Dalton es un pasador más que adecuado para la ofensiva de los Cowboys, en caso de ser necesario.

Ben DiNucci fue reclutado en la séptima ronda en el Draft 2020. Aunque pasó sus tres años en el football colegial en Pittsburgh, solo en 2019 fue titular de los Panthers. Jugó en 10 partidos, en los que sumó 1,091 yardas, 5 touchdowns y 5 intercepciones. Su misión debe ser poner atención y aprender lo más que pueda de Prescott y Dalton.

Clayton Thorson llegó al equipo en 2019 y pasó toda la temporada en la escuadra de prácticas. Este año peleará un lugar en el roster con DiNucci.

7.- HOUSTON TEXANS

Deshaun Watson, AJ McCarron, Alex McGough, Nick Tiano

Deshaun Watson, de 24 años, es uno de los jóvenes quarterbacks que se han convertido en los nuevos iconos de la NFL.

En 2019 tuvo 26 pases de touchdown y corrió para otras siete anotaciones, con lo que igualó a Steve Young como los únicos quarterbacks con al menos dos campañas en las que lanzaron 25 pases a las diagonales y corrieron para cinco touchdowns.

Le tomó 29 juegos llegar a las 7,500 yardas y empató en el segundo lugar de todos los tiempos a Dan Marino, Marc Bulger y Matthew Stafford; sólo Kurt Warner llegó en menos tiempo (27 juegos) a la marca de las 7,500 yardas aéreas. En tres años y 37 juegos como titular en Houston, Watson tiene marca de 24-13.

Deshaun Watson ha llevado a los Texans a los playoffs en sus dos primeros años como titular.

Este año va a extrañar a DeAndre Hopkins, uno de los mejores receptores de la liga que, inexplicablemente, los Texans mandaron a Arizona a cambio del corredor David Johnson.

AJ McCarron llegó el año pasado a Houston, como suplente de Watson. Jugó un partido al final de la campaña, cuando el coach Bill O’Brien le dio descanso a sus titulares previo a los Playoffs. Fue su primer juego desde 2015, cuando inició tres semanas con los Bengals. Cincinnati lo reclutó en la quinta ronda del Draft 2014.

Alex McGough pasó la campaña pasada en la escuadra de prácticas, tras ser firmado un mes después de que Jacksonville lo mandó a waivers. Es una selección de séptima ronda del Draft 2018 (Seattle) que hasta el momento tiene cero experiencia como titular en la NFL.

Nick Tiano firmó como novato agente libre tras dos años como titular en la Universidad de Tennessee en Chattanooga, con 35 pases de touchdown y 6,569 yardas. Mide 1.93 metros y pesa 105 kilos. Su presencia en la bolsa y mecánica nos recuerdan a Philip Rivers, pero tendrá que competir con McGough por un lugar en el roster.

6.- TAMPA BAY BUCCANEERS

Tom Brady, Blaine Gabbert, Ryan Griffin, Reid Sinnett

Hay un nuevo chico en la ciudad. Un chico de 42 años que lo ha ganado todo, pero que aún tiene algo que demostrar.

Después de 20 años, nueve Super Bowls y seis anillos de campeón, Tom Brady dejó a los New England Patriots para convertirse en agente libre por primera vez en su carrera y firmar con los Buccaneers por dos años y 50 millones de dólares.

Es probable que Brady no se haya sentido respaldado en su último año en New England. El equipo hizo poco o nada por darle un cuerpo de receptores decente y “TB12” terminó con apenas 24 pases de touchdown, lo más bajo en su carrera desde 2006. Ocupa el segundo lugar de todos los tiempos con 74,571 yardas aéreas y 541 pases de touchdown.

Tom Brady jugará para otra organización tras pasar dos décadas con los Patriots.

Pero Brady cree que aún tiene gasolina en el tanque y llega a un equipo de Tampa Bay que le ofrece probablemente a los mejores receptores de toda su carrera, con Mike Evans, Chris Godwin y el recién firmado Rob Gronkowski, quien salió del “retiro” para unirse a su amigo en la aventura bucanera.

En sus tres últimas campañas con los Patriots, Brady promedió 4,329.7 yardas, 28.3 touchdowns y 9 intercepciones. No hay un equipo en la NFL que intrigue tanto como los Buccaneers, que tendrán cinco juegos en primetime en 2020.

Blaine Gabbert está por iniciar su segunda campaña en Tampa Bay y es el favorito para ser suplente de Brady. Tiene nueve años de experiencia en la NFL, tras ser reclutado en la primera ronda del Draft 2011 por los Jaguars. En 48 juegos como titular tiene récord de 13-35.

Ryan Griffin es un veterano con mínima experiencia como titular. Fue firmado en 2013 por New Orleans, llegó a Tampa Bay en 2015 y peleará el puesto de QB3 con Reid Sinnett.

Sinnett es un novato que firmó como agente libre tras un año como titular en San Diego. Terminó segundo en la historia de la universidad en yardas (3,528); cuarto en pases completos (252); sexto en porcentaje de efectividad (66.9%) y noveno en touchdowns (32).

5.- SEATTLE SEAHAWKS

Russell Wilson, Anthony Gordon

Cuando se habla de los mejores quarterbacks de la NFL, en los cinco primeros siempre tiene que estar Russell Wilson. Además, es la razón por la cual los Seahawks son contendientes en la NFC. Seattle siempre está a una jugada de “DangeRuss” para regresar a un partido o ganarlo.

Su récord en ocho temporadas y 128 juegos ininterrumpidos como titular es de 86-41-1. Esas 86 victorias igualaron el récord de Tom Brady para un quarterback en sus ocho primeras campañas en la liga.

Wilson tiene 227 pases de touchdown y 29,734 yardas aéreas, ambos récords de la franquicia. En 72 juegos ha lanzado al menos dos envíos a las diagonales, segundo en la historia (empatado con Dan Marino) en sus primeras ocho campañas, sólo detrás de los 74 de Peyton Manning.

Russell Wilson ha llevado a los Seahawks a dos apariciones en el Super Bowl (LXVIII y XLIX), con un triunfo en dicha instancia.

Wilson es un maestro de la improvisación después de una jugada rota, sabe cuándo correr para conseguir un primero y 10, y es probablemente el mejor quarterback de la liga bajo presión.

Anthony Gordon es el otro quarterback en el roster de los Seahawks al momento de este ranking. Gordon fue firmado como novato agente libre. Pasó dos años en Washington State, pero solo en 2019 fue titular de los Cougars; completó 71.6% de sus envíos, con 5,579 yardas, 48 touchdowns y 16 intercepciones. Gordon posee un excelente toque en los pases de más de 25 yardas, pero lo que más sorprende es su paciencia en la bolsa de protección.

Su juego se elevará muchísimo en cuanto comience a absorber la sabiduría de Wilson. Qué lujo.

4.- BALTIMORE RAVENS

Lamar Jackson, Robert Griffin III, Trace McSorley, Tyler Huntley

Lamar Jackson es el arma más peligrosa que existe en la NFL. El quarterback de los Ravens puede destruirte con el brazo o con las piernas.

En 2019 fue líder de la liga con 36 pases de touchdown y tercero con rating de 113.3. Además, sumó 1,206 yardas por tierra, con las que superó el récord de Michael Vick (1,039 en 2006) para un quarterback en una sola campaña.

Tuvo cinco juegos de 100 o más yardas terrestres, otra nueva marca para un pasador en la NFL y empató el récord de Robert Griffin III con 1,000 yardas en sus primeros 21 juegos en la liga. En las visitas a Miami y Cincinnati registró un rating 158.3 (el más alto posible), primer pasador que lo hace más de una vez en una misma temporada desde Ben Roethlisberger, en 2007.

Lamar Jackson estará en su segunda campaña completa como titular. A pesar de esto, ya tiene experiencia en un par de playoffs.

¿Hasta cuándo van a usar los Ravens a Jackson como un corredor más? Porque ni su velocidad, ni sus habilidades atléticas lo pueden salvar de un golpe que, incluso, podría terminar con su carrera. Y el mejor ejemplo está en casa con Robert Griffin III, suplente de Jackson.

Griffin III debutó en la NFL en 2012 con los Washington Redskins, entonces dirigidos por Mike Shanahan, quien instaló una ofensiva para sacar provecho de las habilidades como corredor del ex quarterback de Baylor. Y, al principio, dio resultado.

“RG3” corrió para 815 yardas y 7 touchdowns como novato, pero al Wild Card ante Seattle llegó lesionado de la rodilla y salió del juego prácticamente en una pierna. La lesión que arrastraba la sufrió tras un golpe de Haloti Ngata en un juego ante Baltimore en diciembre.

Griffin III nunca volvió a ser el mismo, se perdió toda la campaña 2015 y, tras un año en Cleveland, está por iniciar su tercera temporada en Baltimore. Su récord como titular es de 16-25.

Trace McSorley fue reclutado en la sexta ronda del Draft 2019 y Tyler Huntley es un novato, firmado como agente libre. Al igual que Jackson, Huntley es un quarterback con habilidades corredoras. En 2019, su último año en Utah, completó 73.1% de sus pases, para 3,092 yardas y 19 touchdowns; también corrió para 290 yardas y otras cinco anotaciones.

Corrió las 40 yardas en 4.56 segundos, lo más rápido para un quarterback en el Scouting Combine 2020.

3.- NEW ORLEANS SAINTS

Drew Brees, Jameis Winston, Taysom Hill, Tommy Stevens

Drew Brees es sinónimo de excelencia y consistencia. Sus 547 touchdowns y 77,416 yardas ocupan el primer lugar de todos los tiempos. A sus 40 años, en 2019 registró un porcentaje de efectividad de 74.3%, segundo más alto de la historia, solo detrás de su propio récord: 74.4% en 2018.

Los Saints son eternos contendientes en la NFC gracias a este veterano de 19 campañas en la NFL. En 274 juegos de campaña regular, su récord es de 163-111 y 8-8 en Playoffs, con un anillo de campeón. Y esa es la gran tarea pendiente de Brees: regresar al Super Bowl.

Drew Brees es el pasador más prolífico en la historia de la NFL, pero aún tiene cuentas pendientes en la postemporada.

En New Orleans ha tenido (y tiene) equipos construidos para ello, pero que en postemporada se quedan cortos, ya sea por un “milagro” o una mala llamada de los oficiales. En 2020, Brees lo intentará de nuevo, al mando de una ofensiva que le da la bienvenida a Emmanuel Sanders, quien debe hacer una pareja espectacular con Michael Thomas.

Jameis Winston fue una máquina de yardas e intercepciones en 2019 con los Buccaneers. Fue líder de la liga con 5,109 yardas aéreas, segundo con 33 envíos a las diagonales y líder con 32 intercepciones.

Con la llegada de Tom Brady, Winston se convirtió en agente libre y los Saints decidieron firmarlo como suplente de Brees, lo cual no es una mala idea porque conoce perfectamente la División Sur de la NFC. En cinco años y 72 juegos como titular en Tampa Bay, su récord fue de 28-42.

Taysom Hill es el jugador más polifacético de la NFL: tiene estadísticas como pasador, corredor, receptor y hasta regresador de patadas. El coach Sean Payton es creativo cuando se trata de Hill, quien la temporada pasada lanzó únicamente seis pases, pero tuvo 19 recepciones, 6 de ellas de touchdown. También corrió 27 veces, incluida una escapada de 30 yardas a las diagonales. Esperen más de lo mismo en 2020.

Tommy Stevens fue una selección de séptima ronda en el Draft 2020, proveniente de Mississippi State. En su único año con los Bulldogs (pasó cuatro campañas en Penn State) jugó en 9 partidos y terminó con 1,155 yardas, 11 touchdowns y 5 intercepciones.

Stevens también puede hacer jugadas con las piernas y en su paso universitario corrió para 887 yardas y 14 touchdowns, 12 de ellos con los Nittany Lions.

2.- GREEN BAY PACKERS

Aaron Rodgers, Jordan Love, Tim Boyle, Jalen Morton

La campaña que tuvo Aaron Rodgers en 2019 fue simplemente espectacular. Con básicamente un receptor confiable (Davante Adams), Rodgers terminó con 4,002 yardas, 26 touchdowns y apenas 4 intercepciones. Llevó a Green Bay hasta el Juego por el Campeonato de la NFC y lo único que necesitaba era más y mejores receptores, pero los Packers tenían otros planes.

En 12 años y 174 juegos como titular, Aaron Rodgers tiene récord de 113-60-1, 11-8 en Playoffs y un anillo de campeón. Suma 364 pases de touchdown y parece inevitable que en unos años rompa la marca de la franquicia de 442, en poder de Brett Favre.

Aaron Rodgers parece condenado a sufrir el mismo destino que Brett Favre en 2005, cuando A-Rod fue reclutado por los Packers.

Y cuando todo lo que necesitaba Rodgers era un receptor, en el Draft los Packers usaron su primera selección (26 global) en Jordan Love, de Utah State.

En tres años como titular de los Aggies, Love completó 61.2% de sus envíos para 8,600 yardas, con 60 touchdowns y 29 intercepciones. Por tierra sumó otras 403 yardas y 9 anotaciones. Ha sido comparado con Patrick Mahomes por su habilidad de lanzar el balón en diferentes ángulos o en movimiento, pero no está listo para la NFL.

Obviamente en Green Bay lo ven como el heredero del puesto que hasta hoy tiene Rodgers y por ello muchos aseguran que “A-Rod” no terminará su carrera con los Packers.

Tim Boyle está por iniciar su tercera campaña en Green Bay. Llegó en 2018 como novato agente libre y tiene cero experiencia como titular.

Jalen Morton es un novato no seleccionado en el Draft, proveniente de Prairie View A&M. Morton, titular dos años con los Panthers, terminó con 33 pases de touchdown y 22 intercepciones, con 16 anotaciones por tierra. Morton es otro muchacho que, al igual que Love, operó básicamente desde la Shotgun y con sus 525 yardas por tierra fue segundo del equipo en 2019.

Probablemente los Packers van a cambiar radicalmente el perfil de sus quarterbacks en un futuro no muy lejano.

1.- KANSAS CITY CHIEFS

Patrick Mahomes, Chad Henne, Jordan Ta’amu, Shea Patterson

Patrick Mahomes es la nueva cara de la NFL. El título del Super Bowl en febrero coronó su meteórica carrera en la NFL. En apenas 31 juegos como profesional, “Showtime” Mahomes suma 76 pases de touchdown y 9,412 yardas, una nueva marca en la NFL.

Tiene seis juegos con al menos 300 yardas aéreas y cuatro pases a las diagonales, con los que rompió el récord que compartían Dan Marino y Kurt Warner (5) en sus primeros 40 partidos en la liga. Mahomes, además, es carismático, y con ese estilo de jugar como si estuviera en el patio de su casa se ha ganado a millones de fans.

Su récord como titular es un impresionante 24-7 en campaña regular y 4-1 en Playoffs, siendo su única derrota ante los Patriots de Brady en el Juego por el Campeonato de la AFC en 2018.

Patrick Mahomes viene de ganar el MVP del Super Bowl LIV y el Jugador Más Valioso en la campaña 2018, todo esto antes de cumplir los 25 años.

Chad Henne es un veterano de 11 temporadas, las dos más recientes en Kansas City. Esta selección de segunda ronda en el Draft 2008 tiene 53 juegos como titular, con récord de 18-35.

Jordan Ta’amu fue firmado en 2019 por los Texans como novato agente libre. Jugó dos años (2017-18) con los Ole Miss Rebels, pero no le ha llegado una oportunidad en la NFL.

Shea Patterson es un novato no seleccionado en el Draft. Sus dos últimos años en el football colegial fue titular en Michigan, donde pasó para 5,661 yardas, con 45 touchdowns y 15 intercepciones.

Patterson es un típico quarterback de bolsa de protección, como lo exige la ofensiva de los Wolverines. Peleará con Ta’amu por la posición de QB3 y el perdedor seguramente será cortado en septiembre.