MLB

El retiro no pasa por la mente de Albert Pujols

El futuro miembro del Salón de la Fama está en su último año de contrato con Los Angeles Angels.

Albert Pujols
Denis Poroy Getty Images

La espera por el momento en que finalmente se escuche el “playball” en los diamantes de Grandes Ligas parece eterna. La brillante carrera de Albert Pujols... también.

Y con 40 años de edad y en el último año de su contrato millonario con Los Angeles Angels, el toletero dominicano aún no está listo para ponerle el punto final a una trayectoria que, con toda certeza, culminará con un busto en Cooperstown y su nombre en letras doradas.

"No lo pienso de esa manera", dijo Pujols a ESPN en español. "Es mi último año bajo contrato, pero eso no significa que no pueda seguir jugando. No he cerrado esa puerta. Lo tomo día tras día, año tras año, pero no has escuchado directamente de mi boca que me voy a retirar el año que viene, o que va a ser mi último año, o que voy a seguir jugando. No he dicho nada de eso”.

Maldita pandemia, una y mil veces maldita. Aunque Pujols no lo diga, con cuatro décadas de vida y casi la mitad de ellas en los diamantes, es innegable que no hay mucho tiempo restante y, entre las cosas de las que nos ha despojado la pandemia es de la oportunidad de ver a Pujols escribir los capítulos finales de su carrera.

Al igual que sus panorámicos batazos, el tiempo tampoco regresa y la cuarentena por COVID-19 le ha quitado al dominicano valiosos turnos en una de las persecuciones más fascinantes de las que nadie habla: 298 imparables y 44 cuadrangulares más y el dominicano se convertiría en apenas el segundo en la historia con 700 home runs y 3,500 hits de por vida. ¿El otro? Hank Aaron.

La oficina de Grandes Ligas aún baraja diversos escenarios para reanudar una temporada en pausa, y cuando sea que llegue esta fecha, Pujols también reanudará su camino hacia la gloria. ¿Por cuánto tiempo? Ni él lo sabe.

“Cuando llegue ese momento, ya veremos. El hecho de que tengas un año restante en tu contrato no significa que sea tu último año. Podría ser, pero no podría ser. Dios aún no ha puesto (la respuesta) en mi corazón”.

En lo que la respuesta llega, Pujols sigue entrenando. Por supuesto, su rutina ha cambiado, como la del resto del planeta. Pero cuando llegue el momento de volver al terreno de juego, el dominicano pretende estar listo para continuar con lo que, a todas luces, parece una misión inconclusa.

Pero hay prioridades.

"Soy un ser humano. Quiero estar en el estadio de béisbol, quiero hacer lo mío", dijo. "Pero al mismo tiempo, ¿qué es lo más importante en este momento? Mi relación con mis hijos, la salud de mis hijos y el intento de disfrutar este tiempo con mis hijos”.