MLB

El eterno Manny: Ramírez quiere volver a la pelota

El exastro de los Boston Red Sox declara que apunta a un retorno al baseball profesional en la liga de Taiwan.

Manny Ramírez en la Liga de Taiwán

Como pelotero, Manny Ramírez lo tuvo todo: Personalidad, carisma, inteligencia a la hora de batear, contacto, poder, excentricidad... y la enorme sombra de los esteroides que nubla todo eso.

Con casi 48 años de edad y siete años después de su último turno como jugador profesional, Manny sigue siendo Manny.

El pelotero dominicano, tan conocido por sus panorámicos cuadrangulares como por sus inexplicables “jugadas” en el jardín derecho, declaró el miércoles al diario Taiwan Times que espera conseguir lugar en un equipo de la Liga Profesional de Baseball China este año.

La liga de Taiwán está lejos de ser considerada entre las mejores del planeta, sin embargo, este año ha ganado notoriedad al ser la primera liga profesional en reanudar actividades en medio de la pandemia, haciéndolo en estadios vacíos y con el visto bueno de las autoridades locales de salud.

Es precisamente esa condición como la única liga de baseball en activo la que renovó el interés de Ramírez por volverse a parar en la caja de bateo en Taiwán, tal como lo hizo en 2013, cuando bateó para .352 con ocho cuadrangulares y 43 carreras remolcadas con los EDL Rhinos. En medio de la cuarentena y entre sus estudios de la Biblia, Ramírez ha seguido de cerca a la CPBL. Y quiere volver.

“Mi objetivo para 2020 es encontrar lugar en un equipo de la CBPL”, declaró al diario taiwanés. “Sé que si tengo la oportunidad de llegar a una organización como jugador-coach, haría grandes cosas por la organización y la liga”.

Ramírez ha tenido éxito en todas sus etapas dentro del baseball profesional. Completó una carrera de 19 años con promedio de bateo de .312 de por vida, con 555 home runs y 1,831 carreras impulsadas, así como una reputación de ser uno de los bateadores más estudiosos, y oportunos, de su generación. Sin embargo, la sombra de dos suspensiones por el uso de sustancias prohibidas pende por encima de su brillante carrera.

Además, Manny se desempeñó como coach en sucursales de los Cubs entre 2014 y 2016 y se le atribuye parte del progreso ofensivo del estelar Javier Báez, de quien fue mentor durante su paso por Triple A-Iowa.

Después de concluir su carrera en Grandes Ligas en 2011 después de un segundo positivo por uso de sustancias prohibidas, Manny ha permanecido activo en las ligas independientes, aferrado a dar por terminada su carrera en sus propios términos.

“He estado entrenando a diario y manteniendo mi mente en paz con solo eso en mente, encontrar la forma de volver al diamante”.