NFL DRAFT 2020

Belichick y su falta de tino con los quarterbacks

El coach ha reclutado a 13 quarterbacks desde 1992, incluidos 11 en 20 años con los Patriots; en el Draft 2020 se espera que lo intente nuevamente.

Bill Belichick, Pats
Al Bello Getty Images

Bill Belichick es y siempre será reconocido como uno de los más grandes coaches de la historia de la NFL.

Nueve Super Bowls y seis trofeos Vince Lombardi son sus credenciales. ¿Sus escándalos y polémicas por videograbar a sus rivales? Sí, eso también lo acompañará por el resto de sus días.

A Belichick le gusta tener el control de las cosas. De todo. Fue algo que aprendió de su antiguo jefe con los Giants.

En sus últimos siete años como head coach en la NFL, Bill Parcells también fue gerente general en New England y Jets, mientras Belichick asumió ese mismo cargo en los cuatro años al frente de los Cleveland Browns y en las 20 temporadas con los Patriots.

Todas las decisiones que tienen que ver con personal las ha tomado, las toma y tomará Belichick: la agencia libre, los sueldos, el tope salarial, cualquier canje y, por supuesto, el Draft.

Pero cuando se trata de evaluar el talento de un quarterback, no incluyan a Belichick en la lista de los mejores. Ni cerca.

En su paso por Cleveland, reclutó dos pasadores: Keithen McCant en 1992 (decimosegunda ronda) y Eric Zeier en 1995 (tercera ronda).

McCant nunca jugó en la NFL; Zeier sólo inició cuatro partidos con los Browns en 1995 y se retiró al final de la campaña 2000, después de dos años con Tampa Bay.

Ya con los Patriots, Belichick ha seleccionado a 11 quarterbacks desde la campaña 2000.

Claro, la gema entre la basura es Tom Brady, el pick 199 más famoso de la historia, extraído de la sexta ronda en el Draft de hace 20 años.

La lista además incluye a Rohan Davey (2002), Kliff Kingsbury (2003), Matt Cassel (2005), Kevin O'Connell (2008), Zac Robinson (2010), Ryan Mallett (2011), Jimmy Garoppolo (2014), Jacoby Brissett (2016), Danny Etling (2018) y Jarrett Stidham (2019).

Muchos recordarán a Cassel por aquel 2008, cuando Brady se perdió prácticamente toda la temporada con una lesión en los ligamentos de la rodilla. Cassel inició 15 juegos en New England, ganó 10, pero los Patriots no clasificaron a Playoffs pese a terminar con marca de 11-5.

Esos 10 triunfos fueron suficientes para que los Chiefs lo firmaran al año siguiente y así Cassel pasó de ganar 520,000 a cinco millones de dólares al año en Kansas City.

No, los aficionados de los Chiefs no tienen buenos recuerdos de Cassel, quien en cuatro años con el equipo terminó con récord de 19-28 y un solo juego de postemporada, en 2010; por cierto, ese partido Kansas City lo perdió 30-7 ante Baltimore, con tres intercepciones de Cassel.

Luego se fue a Minnesota, Buffalo, Dallas, Tennessee y terminó su carrera en 2018 en Detroit. En todos esos equipos apenas inició 18 juegos y terminó con marca de 6-12.

Brissett tuvo destellos en su año de novato. La temporada pasada tuvo su oportunidad en Indianapolis, pero entre lesiones e inconsistencias los Colts prefirieron firmar a Philip Rivers.

Garoppolo podría considerarse como el único acierto de Belichick (además de Brady), pero lamentablemente para él y los Patriots, lo forzaron a deshacerse de él hace tres años.

“Jimmy G” llevó al Super Bowl a los 49ers en febrero y San Francisco parece tener todo lo necesario para volver al juego por el título de la NFL en una ventana, digamos, de tres años.

Con la partida de Brady a Tampa Bay, el joven Jarrett Stidham y el veterano Brian Hoyer van a competir por el puesto de quarterback titular de los Patriots en 2020.

Hoyer conoce mejor el sistema, pero Stidham mostró buenas cosas en la pretemporada del año pasado, cuando completó 61 de 90 envíos (67.8%) para 731 yardas, con cuatro touchdowns, una intercepción y rating de 102.6.

Su mejor salida fue ante Tennessee, con 14 de 19 (73.7%), 193 yardas (10.1 por intento), un touchdown, sin intercepciones ni capturas y rating de 123.4.

Es verdad, tan sólo fue pretemporada, pero eso es básicamente lo que existe en la cinta de Stidham, quien, según reportes, es el candidato de Belichick.

Don William Stephen Belichick es un genio, pero encontrar otro Brady no será fácil.

Es probable que en el Draft 2020 New England reclute a otro quarterback en las rondas intermedias o finales.

Y la historia dice que Bill fracasará en el intento.