Actualidad: Pandemia Coronavirus

Coronavirus

Mark Zuckerberg y Bill Gates se unen por cura del coronavirus

Dos de los grandes empresarios en Estados Unidos se aliaron al aportar una gran cantidad de dinero para buscar tratamiento del coronavirus.

Mark Zuckerberg y Bill Gates se unen por cura del coronavirus

La pandemia del coronavirus se ha expandido rápidamente a través de Estados Unidos y en una lucha por buscar la cura de la enfermedad, Mark Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan anunciaron una donación de 25 millones de dólares para apoyar una iniciativa en conjunto con Bill y Melinda Gates para buscar una cura contra el virus.

Desde ya hace algunos días, la Fundación de Gates ha estado experimentando con diferentes drogas que puedan proteger a la gente del coronavirus, y con la ayuda de Zuckerberg, ya recolectó un total de 125 millones de dólares para la fundación 'COVID-19 Therapeutics Accelerator'.

Esta fundación se encuentra trabajando en conjunto con la Organización Mundial de Salud y junto con el sector público y privado en busca de un tratamiento efectivo para el coronavirus.

Los $ 25 millones que pone Zuckerberg podrían ayudar a desarrollar un medicamento o una dorga para un virus que actualmente no tiene cura y carece de una vacuna, misma que además podría tardar hasta 8 meses en fabricarse.

"Estamos muy emocionados en formar parte de esta asociación junto a la Fundación Gates, Wellcome y Mastercard para ayudar a la comunidad de investigadores para acelerar la identificación, desarrollo y tratamiento del covid-19" señalaron a través de un comunicado Mark y Priscilla.

Estados Unidos ya llegó a 100 mil casos

Y es que Estados Unidos ya es el país con más casos por coronavirus, y se convirtió este viernes en el primer país en alcanzar los100 mil. El país de las Barras y las Estrellas tiene 101 mil 657 casos y casi 1 mil 600 muertes.

Después de que por varias semanas, China e Italia se encontraban con más casos, el país norteamericano sigue teniendo un crecimiento muy acelerado en los últimos días, y las autoridades advierten que todavía no llega lo peor.