Fútbol

El día en que el histórico Ignacio Trelles jugó en Estados Unidos

El histórico entrenador mexicano tuvo un breve paso por el fútbol de los Estados Unidos, en una etapa poco conocida y que apenas duró unos meses.

El día en que el histórico Ignacio Trelles jugó en Estados Unidos

El pasado miércoles, se dio a conocer el fallecimiento del entrenador mexicano, Ignacio Trelles, que a los 103 años de edad, perdió la vida en la Ciudad de México producto de un infarto, dejando un legado histórico. Durante su carrera como futbolista, Nacho, como era apodado, tuvo un breve paso por el fútbol de los Estados Unidos, en una etapa que es poco conocida.

Trelles pasó por el fútbol estadounidense en el año de 1948 con el conjunto de los Vikingos de Chicago, equipo que formaba parte de una liga semi-profesional y que en su mayoría contaba con futbolistas suecos, algo que llamó la atención del mexicano y que vio la oportunidad perfecta para sumar un equipo más en su carrera.

“Mi inquietud se conjugó con mi tendencia aventurera, quería saber más y qué mejor que conociendo otro país, nuevas costumbres y seguir en activo. ¿El idioma?, pensé que no será obstáculo. Con señas, con dibujos… Pero no podía dejar escapar esa oportunidad”, comentó Trelles en una entrevista acerca de cómo había sido su paso por el fútbol de los Estados Unidos.

El histórico técnico, que en su carrera como jugador también jugó para Necaxa, América, Monterrey y Atlante, solamente duró medio año con el cuadro estadounidense y regresó al balompié mexicano para retirarse en el año de 1948 producto de una lesión en la tibia, para dos años más tarde iniciar su carrera como entrenador, en la que se consolidaría como uno de los mejores técnicos mexicanos de la historia.

El legado histórico de Nacho Trelles

Como técnico, Nacho Trelles dejó un legado invaluable dentro del fútbol mexicano, pues además de ser el técnico más laureado dentro de la Liga MX con un total de 7 campeonatos, Trelles es el técnico con más partidos dirigidos con la Selección Mexicana, a la que dirigió en dos copas del mundo y le dio al tricolor su primer triunfo en la historia de los mundiales.