NFL

Chicago Bears han mostrado interés en Andy Dalton

El mariscal de campo de los Bengals es el líder de la franquicia con más pases de anotación en su historia (204) y segundo en yardas aéreas (32,838).

Andy Dalton
Joe Robbins Getty Images

La temporada anterior, el brazo de Andy Dalton no rindió los frutos esperados en Cincinnati. Al conseguir la peor marca de la National Football Leauge (2-14), los Bengals decidieron mandar a su mariscal de campo al bloque de traspasos, pues se espera que el equipo de Ohio tome a Joe Burrow en la primera selección del próximo Draft.

Es por ello que entre Chicago y Cincinnati han habido llamadas de ida y vuelta, pues los Bears están interesados en Dalton para la próxima campaña, de acuerdo con información de Paul Dehner, de The Athletic.

Con la llegada de Chase Daniel a la agencia libre el próximo 18 de marzo, cuando el nuevo año de la NFL dé inicio de forma oficial, Dalton podría tomar su lugar como remplazo de Mitchell Trubisky o inclusive pelear por la titularidad en el Soldier Field.

Según el sitio Spotrac, Dalton está en su último año de un contrato por seis temporadas que firmó en 2015 con los Bengals, por 96 millones de dólares. Para su último año, el calendario 2020, el egresado de Texas Christian recibirá 17.5 millones de dólares.

Dalton inició 13 partidos en la última campaña para los Bengals. En esos encuentros, el quarterback, de 32 años, pasó para 3,494 yardas, así como 16 envíos a las diagonales por 14 intercepciopnes, la mayor cantidad para él desde 2014 (20).

Trubisky

La posición de quarterback en la Ciudad de los Vientos no ha dado los frutos esperados. Luego de terminar 12-4 en 2018, cuando Matt Nagy recibió los honores al Entrenador en jefe del Año, el tercer año de Trubisky en la liga (8-8) le dio más dudas que respuestas a los Bears.

El egresado de North Carolina terminó con marca de 8-7 en sus 15 encuentros y pasó para 3,138 yardas, 17 espirales de seis puntos y 10 intercepciones, además de perderse el football de enero. El mariscal de campo jugará su cuarto año de contrato en Chicago, mismo que le permite volver para 2021 si el equipo y el jugador así lo acuerdan.

Por tal motivo, antes de ofrecerle una extensión al segundo pick del Draft de 2017, los Bears primero evaluarán el desempeño de su quarterback, cuya titularidad no está segura detrás de Cody Whitehair y peligra con la llegada de Dalton si no da con los resultados esperados.