Ganar, lo único que vale

Estados Unidos

Al final ni Maradona, ni Messi, ni partido bonito, ni historia, ni San Paolo, ni nada de nada. Pero el Barça ganó y el Madrid no. Ni la Juve.

Fue un partido aburrido, en un ambiente más aburrido todavía. Nada que ver con aquella mañana donde todos cantaban, una vez Maradona había sido robado del Barcelona, “oh mamma mamma, sai per chè, mi bate el corason, ho visto Maradona, ho visto Maradona e mamma, inamorato sto”.

Ayer Messi, no quiso pelear e ir en contra de la frase “a casa del Rey viene el Príncipe”. En casa de Maradona, llega Messi y a Messi le dio igual. Poco hizo. Como el Barça que juega renqueante.

Por su parte el Madrid, no tiene gol. Es curioso que haya gente tan inteligente llevando ese club y que no pagaran a Lewandoski cuando CR7 se fue hace dos años ya.

Ha jugado mejor el City, que sí tiene a Gabriel Jesús y al almirante De Bruyne o al gran Sterling. Por no hablar del más grande: Pep. Si la idiosincracia hubiera sido la del United, Pep sería el Ferguson del Barça. Pero el Barça no es así. Sería una vida aburrida.

En Europa los árbitros no perdonan al Madrid. Ni era empujón a Ramos y era un penaltón clarísimo de Carvajal. El penalti más claro de su vida. Y Ramos a la calle sin piedad. Lo que debería ser normal en España, en Europa sí es normal.

Y por su parte CR7 sigue tirándose a la piscina en Lyon y no aportando nada al equipo. Algún día alguien nos dirá por qué Dybala nunca fue el seguidor de Messi. Tiene tanta calidad. Tanta.

Y ahora a espera al clásico. Recuerdo que el clásico de Barcelona fue el peor Clásico de los últimos 100 años.