DRAFT 2020

Joe Burrow asegura que jugará con el equipo que lo reclute

El exquarterback de LSU y futura primera selección global desmintió los rumores de que no quiere jugar en Cincinnati.

Joe Burrow con LSU
Kevin C. Cox Getty Images

Joe Burrow prefiere jugar con los Cincinnati Bengals a no jugar en la NFL.

En su presentación ante los medios de información en el Scouting Combine, el exquarterback de LSU y favorito para ser la primera selección global del Draft 2020, desmintió los reportes que aseguran no quiere jugar para los Bengals.

“Soy un jugador”, dijo Burrow. “Quienquiera que me elija, ahí me presentaré”.

“No sé qué va a pasar, podrían no elegirme, podrían enamorarse de otra persona”, agregó el ganador del Trofeo Heisman y campeón con los Tigers en enero. “Ustedes [prensa] tomaron esa narrativa y le dieron vuelo, pero nunca hubo algo así de mi parte”.

Burrow recién terminó la que es considerada la mejor temporada para un quarterback en la historia del football colegial. Impuso el récord de la NCAA con 60 pases de touchdown y su porcentaje de efectividad de 76.3% es el segundo más alto de todos los tiempos.

Burrow dijo que aún no se ha reunido con los Bengals, pero aseguró que le gusta la idea de jugar en Cincinnati, cerca de donde él creció.

“Sí, absolutamente”, dijo. “Está a dos horas y 15 minutos de mi casa. Podría ir a cenar a casa si quisiera. No muchos atletas profesionales pueden hacer eso”.

Burrow confirmó que no lanzará en el Scouting Combine en Indianapolis, pero lo hará en el Pro-Day de LSU.

En la campaña 2019 impuso varios récords de la SEC, incluidos el de pases completos (402), intentos (527), yardas aéreas (5,671), pases de touchdown (60), total de touchdowns (65), porcentaje de pases completos (76.3), yardas totales (6,039) y yardas por juego (402.6), entre otros.

Ganó 11 reconocimientos oficiales, incluido el Heisman, el Jugador del Año (AP) y el Maxwell Award.

De hecho, Burrow se convirtió en el primer jugador en la historia de LSU que es premiado con el Associated Press National Player of the Year y en el primer Tiger en 60 años que gana el Heisman.