El Barça golea y el Madrid no

Estados Unidos

Es así de fácil. Al Barça le mantiene Messi y al Madrid no le mantiene nadie porque no tienen un goleador.

Se demuestra con datos que la marcha de Cristiano, olvidado desde el día uno y nunca querido sino usado, al Madrid le suposo cincuenta goles menos.

Con CR7 en solo el 6% de partidos, el Madrid no marcaba ningún gol, sin él, el 23%. Más claro, agua.

Que se fuera era irremediable, que no se fichara a un goleador es imperdonable.

El Madrid intenta aplicar la Ley de Peter, maximizar el nivel de incompetencia, a pesar de que quieran hacernos creer que Benzema es el nuevo Lewandowski o que Hazard es un súper goleador. No es verdad.

El belga no es un goleador y está en el declive de su carrera, pero sigue siendo un genio. Con Griezmann sucede lo mismo, es muy bueno, pero no es un nueve.

Por otra parte, mientras la directiva del Barça va sumando su enésimo problema de contenidos raros en las redes sociales, en breve también explotará lo del Espai Barça y Setién juega a lo Valverde, Messi se ha enfadado.

¿Queréis goles? Cuatro.

Pero se ha enfadado contra el Eibar, veremos si se enfada contra el Nápoles y contra el Madrid.

Una última reseña, nobleza obliga, al maravilloso Tweet que Eibar le dedicó a Messi, honrándole y felicitándole. Esto es fútbol, los insultos y la violencia no lo es.