Hundidos en el lodo

Lo del autogol de Alba es una anécdota. No es ningún error es un lance del juego y esas cosas pasan cuando el equipo contrario se acerca y chuta.

Exacto, esa es la palabra clave en todo esto: chutar. Chicos si no chutamos no marcamos goles. Qué necesidad de querer chutar desde la linea de gol.

Arthur estaba solo para chutar desde el borde del área y no lo ha hecho, ha preferido pasársela a Messi que hoy estaba muy fallón. De Jong sigue sin creérselo y Arthur está a dos millones de años luz de Iniesta cojo.

Otro problema radica en que no hay nueves. De hecho a Collado lo ha sacado a falta de diez minutos mientras dejaba al renqueante Griezmann.

En cinco minutos Messi había combinado más pases con Vidal que con el francés durante todo el partido. Es que el rubio no sabe donde meterse. Izquierda o derecha, derecha o izquierda, da igual, no se conocen y no hay estrategia. Porque juegan en el mismo sitio.

Sobre Ansu Fati, espero equivocarme, pero desde que firmó perdió la magia. Ansu la gente del Barça jamás te silbará por encarar y perderla e intentarlo una y otra vez, la gente del Barça no te perdonará que no encares. Ni un intento de regate.

Parece ser que ya nadie regatea, menos Messi, que tiene que driblar a todos por el centro y saltear también a las sombras y a sus propios compañeros.

Paradojas del fútbol, el Barça ha reaccionado cuando le han metido el primero. Sin embargo, no nos engañemos, si el Barça estaba vivo era por ese porterazo teutón que no se lo merece.

Y así se empieza a tirar la Liga, perdiendo estos partidos sin espíritu ni alma.

Perder es perdonable, no tener personalidad en el juego es imperdonable.

Setién: ¿a qué quieres jugar?