Oklahoma
28
FIN
63
LSU

PEACH BOWL

Con 8 touchdowns de Joe Burrow, LSU vapulea a Oklahoma

Los Tigers de LSU tienen tres títulos de football colegial en su historia: en 1958, 2003 y 2007, siendo este último bajo los controles de Les Miles.

Joe Burrow avanza a la final de College Football Playoffs
Todd Kirkland AFP

Joe Burrow salió al emparrillado del Mercedes-Benz Stadium para jugar su primer duelo de College Football Playoffs en su carrera, con la esperanza de darle mayor valoración a su nombre para el próximo proceso de reclutamiento de la NFL, cuando llegue la primavera. Y al final del encuentro pesó más la envergadura del ganador Trofeo Heisman.

LSU consiguió el primer boleto para el College Football Championship a efectuarse en New Orleans el próximo 13 de enero, luego de vencer 63-28 a Oklahoma Sooners en el Peach Bowl, tras una actuación histórica de Burrow, quien se espera que caiga en Cincinnati para construir la franquicia de los Bengals a su alrededor por los próximos años.

Aún no pasaban tres minutos en el reloj cuando un pase de Burrow viajó 19 yardas y encontró las manos de Justin Jefferson para abrir el marcador en la casa de Atlanta Falcons.

Después de irse tres y fuera en su primera serie ofensiva, el equipo de Lincoln Riley encontró la manera de meterse en el encuentro: Kennedy Brooks tomó el ovoide de manos de Jalen Hurts y lo llevó tres yardas hasta cruzar las diagonales para el 7-7.

Sin embargo, esa fue la única vez que el marcador prometía un duelo digno de playoffs. Joe Burrow y compañía no tuvieron piedad y fueron al ataque sin clemencia ante una defensa de los Sooners que permitió 692 yardas totales.

Tigers, al ataque

Burrow no miró hacia atrás y arrancó una paliza que Riley jamás olvidará. Con el marcador empatado a siete puntos en el primer cuarto, el ganador del Heisman encontró a Terrace Marshall en la zona de anotación y más tarde, antes de finalizar el primer periodo, mandó otro bombazo a Justin Jefferson, ahora de 35 yardas para el 21-7.

Hurts y compañía no pudieron hacer nada a la ofensiva, pero Burrow matuvo el paso: regresó con su mejor receptor de la noche (Jefferson) y le dejó en las manos un pase de 42 yardas; un drive más tarde lo volvió a buscar y para una anotación de 30 yardas para el 35-7.

Después de cuatro touchdowns sin respuesta, Oklahoma encontró la manera. Jalen Hurts decidió ir a la personal y acarreó el balón un par de yardas para darle un respiro a su equipo, al ubicarlos 14-35.

Pero la esperanza para los Sooners no duró más de medio minuto. 21 segundos después de que Hurts cruzara las diagonales, Burrow conectó el pase más largo de la noche con Thaddeus Moss, hijo del legendario receptor Randy. El ala cerrada llevó el ovoide 62 yardas hasta las diagonales para el 42-14.

Con seis pases de anotación en su cuenta, el brazo de Burrow no dejaba de desprender fuego cada vez que tomaba el ovoide. No contento con su actuación, el quarterback de 23 años le dio su segundo touchdown de la noche a Terrace Marshall para el 49-14. Ese fue el séptimo pase de anotación que salió del pasador de la escuadra de Louisiana.

Segundo medio

Tras ir a los vestidores y hablar con su entrenador, Ed Orgeron, Burrow continuó en el terreno de juego y con 10:17 restantes en el tercer periodo el mariscal de campo la hizo personal y se aventó en la línea final para cruzar las diagonales y conseguir su octavo touchdown de la noche para el 56-14.

Antes de finalizar el tercer periodo, Hurts hizo el esfuerzo físico en un acarreo de 12 yardas al lanzarse desde la 3 de los Tigers, estirando el brazo derecho para cruzar la zona de anotación. Oklahoma conseguía su tercer touchdown del encuentro apenas.

Con 9:43 restantes en el último cuarto, T.J. Pledger, corredor de segundo año y del tercer equipo de Lincoln Riley, encontró la zona de anotación tras un acarreo de una yarda para el 28-56.

Pero la escuadra de Baton Rouge, no contenta con su desempeño y con Burrow descansando en las laterales, hizo su noveno touchdown del partido. El Entrenador del Año de la Conferencia del Sureste mandó la jugada para John Emery Jr, corredor novato y del cuarto equipo, para que éste cruzara la zona de anotación tras una corrida de 6 yardas. El partido estaba sentenciado 63-28 para los de Lousiana.

Los números

En total, el equipo de Orgeron rompió siete marcas en la victoria ante los Sooners de Riley, en el Peach Bowl.

Los ocho pases de anotación de Joe Burrow; las 403 yardas aéreas en la primera mitad; las cuatro recepciones de touchdown de Justin Jefferson; los 49 puntos anotados en los primeros 30 minutos de juego; las 63 unidades totales que colgaron los de Baton Rouge al finalizar el marcador y las 692 yardas totales que le hicieron a la defensa de Oklahoma resultaron un nuevo récord histórico en el College Playoff.