No estamos preparados para 2020

Estados Unidos

Y esa es la verdad. El F.C. Barcelona no está preparado para empezar el año. Todo está suspendido por pinzas. Cada día más flacas.

Sin saber a lo que se juega, con un entrenador que en febrero dirá si se queda o renueva o si le cesan o no, con las elecciones acercándose, echando a la cantera (Aleña, otro ejemplo), con un Vidal que no se calla y que ahora dice que no le han pagado, con un Rakitic desmotivadísimo ya que Valverde le apartó porque le dio la real gana, con un Arthur que no acaba un partido porque se desfonda, con un Sergi Roberto que sí pero no pero sí pero no, con todo esto, no tenemos un centro del campo.

El otro día el Liverpool destrozó al Leicester, saben cómo, corriendo como bestias y presionando como si no hubiera un mañana.

En el Barça nadie corre, Suárez no sabe correr, (eso sí dentro del área es hoy mismo el mejor del mundo), Messi ya no tiene 20 años, Coutinho fue un enigma, Dembelé es nuestro Bale, Griezmann va saltando entre charcos y menos mal que tenemos al mejor portero del mundo con diferencia. Es nuestro Trajano, Marc es lo más parecido a Julio César que podremos tener (el eterno Casillas).

Se ha querido evolucionar cuando lo que se tenía que haber hecho era revolucionarse.

Menos mal que el Madrid está peor que el Barça, aunque sea solo por un poco, pero creo que es la primera vez que entre los dos se cuidan, entre los dos al verse tan mal decidieron no hacerse daño el pasado 18 de diciembre.

Y menos mal que no estamos como el City. Lamentablemente se demuestra que después de tres años en un equipo, Pep no sabe reinventarse.

Dicho esto, nada tiene valor ni recuerdo, porque ahora es cuando las personas tienen que demostrar por qué son los elegidos para la gloria de la historia o al infame ridículo del recuerdo de otro Liverpool, otro año. Otro maldito año.