CINCINNATI BENGALS

Andy Dalton recupera titularidad con Bengals; Finley, a la banca

El quarterback novato, egresado de North Carolina State, tuvo su oportunidad de iniciar tres juegos de NFL y terminó superado por un déficit de 49 puntos.

Ryan Finley y Andy Dalton
Frank Victores AP

Después de tres semanas con una derrota en cada una de ellas, se acabó el tiempo juego para Ryan Finley. Ahora deberá pasar el control de vuelta a quien lo ha monopolizado 128 jornadas de 139 posibles en Cincinnati desde su llegada a los Bengals en 2011: Andy Dalton.

Zac Taylor, entrenador en jefe de la franquicia de Ohio, ha dado su veredicto. Antes de iniciar la segunda parte del calendario, después de su descanso, Taylor realizó el ajuste en la posición para ver si caía alguna victoria luego de perder ocho en fila en la primera parte del calendario de la NFL, y le dio la noticia a Dalton en su cumpleaños: era momento de pasar la batuta.

Bienvenida a la liga

El novato, egresado de la Universidad Estatal de North Carolina, tendría su oportunidad de debutar en los emparrillados profesionales y, si lo hacía bien, de quedarse con la titularidad por el resto de la campaña.

Sin embargo, la tarea de Finley en un inicio no fue fácil. Su primer partido de football llegaba con complicaciones para el quarterback de 24 años.

El primer rival en su carrera sería Baltimore Ravens que, comandados por un Lamar Jackson con intenciones de terminar como el MVP de la temporada en su segundo año, venían de derrotar a los eternos favoritos para coronarse en la Conferencia Americana: New England Patriots.

Y que, además de propiciarle la única derrota a quienes poseen al día de hoy la mejor marca de victorias en la Americana (10-1), lo hicieron impetuosamente al anotarles 37 puntos a la que actualmente posee la etiqueta de segunda mejor defensa en la NFL al permitir 256.4 yardas por encuentro.

El resultado para Finley no fue menos de lo esperado tomando en cuenta que iría contra el equipo de John Harbaugh, luego de que Lamar Jackson también obtuvo un rating de pasador perfecto ante New England. Finley terminó su primer domingo como debutante con 16 pases completos de 30 intetentados (53.3%) para 167 yardas, un pase de anotación y otro que resultó intercepción.

Zac Taylor sabía que si su quarterback no sacaba el resultado ante Baltimore, no era para alarmarse. Al tener su siguiente encuentro en Oakland, podría medir mejor la preparación de su mariscal de campo, ya que Raiders no se han mostrado como auténticos contendientes esta campaña.

El segundo encuentro de NFL para Finley llegó en el Ooakland-Alameda County Coliseum. Sus números personales bajaron con referencia a su debut, pero Bengals estuvieron más cerca de conseguir un resultado positivo al caer 10-17.

Ante Pittsburgh Steelers, Taylor decidió darle la última oportunidad, aparentemente, a Finley y el seleccionado en la cuarta ronda del último Draft quedó a deber nuevamente.

El segundo duelo divisional de la AFC Norte que iniciaba Finley terminó mejor para él. Completó 12 de 26 pases para 192 yardas, un envío hasta las diagonales y un rating de pasador de 84.1 puntos, su mejor marca en la campaña -y por lo tanto en su carrera-.

Aunque Finley no sacó ningún resultado en favor de la escuadra de Taylor, el entrenador de los Bengals mantiene sus expectativas para el novato en Ohio que, de acuerdo con información de Tom Pelissero, tiene un futuro brillante en Cincinnati.

De vuelta con Dalton

El mariscal de campo de egresado de TCU recupera hoy su plaza. Andy Dalton suma 2,647 pases completados en 4,259 intentos para 30,352 yardas y 197 touchdowns en su carrera.

Sin embargo, Dalton, quien ha sido la cara detrás del centro para la organización desde 2011, solo ha llevado a Cincinnati a cuatro viajes a la postemporada. Todos y cada uno de ellos de estancia mínima, sin victoria alguna.

Asimismo, fue Dalton quien inició la temporada y puso a los Bengals 0-8. Pero Taylor solo quiere una victoria y cree que "la presencia del veterano, será de mucha ayuda" para Cincinnati al enfrentar a New York Jets (4-7), que viene de ganar sus últimos tres duelos disputados, además de contar en los controles defensivos desde las laterales con Gregg Williams, quien tiene 29 años de experiencia en la liga.

Al tener la peor marca de todo el football profesional, en Cincinnati ya deben estar observando los metrajes de Joe Burrow.